LO ÚLTIMO - Congreso: aprueban citar al primer ministro Aníbal Torres
LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Sociedad

Cusco: feminicida confesó haber matado a conviviente y a su hijo

En las próximas horas, confeso criminal será puesto a disposición de las autoridades judiciales. Víctimas fueron halladas en el mirador de Marcapata en la provincia de Quispicanchi.

Crimen. Feminicida está detenido en la Divincri- Cusco. Foto: La República
Crimen. Feminicida está detenido en la Divincri- Cusco. Foto: La República
LR Sur

Esposado, con la cabeza agachada, la tarde de ayer fue trasladado hacia el Instituto de Medicina Legal, Jemmi Koqui Chino Huamán (23). Es acusado de asesinar a su conviviente y a su propio hijo, un niño de apenas un año y cuatro meses de edad.

Las pruebas halladas por la Policía, hicieron que el llamado “Feminicida de Marcapata” confiese su doble crimen. Inicialmente, cuando fue capturado negó en más de una vez que el cometiera el crimen.

“La geolocalización, las contradicciones en sus declaraciones y una receta médica a nombre de la pequeña víctima, encontrada en el bolsillo del detenido, fueron los indicios que teníamos para sospechar de él” declaró el jefe de la División de Investigación Criminal (Divincri) Cusco, coronel PNP Julio César Becerra Cámara.

La tarde del 30 de marzo último, Gleny Q. Q (29), fue hallada sin vida junto a su pequeño hijo en un descampado ubicado en el mirador de Marcapata en la provincia de Quispicanchi. El principal sospechoso era su pareja y padre de la criatura.

Chino Huamán, fue capturado cuando intentó huir a bordo de un bus interprovincial en la ciudad de Sicuani en Canchis. Se identificó con el documento de otra persona.

“Según manifestó, citó a la madre al lugar de los hechos donde tuvo una discusión sobre la paternidad del bebé (…) Usando una soguilla, que encontró en el bolso de la mujer, habría matado a ambas víctimas”, agregó el oficial.

El confeso criminal, en las próximas horas pasará a manos de las autoridades judiciales.

Canales de ayuda

Si usted ha sido o conoce a alguien que ha sido afectada o involucrada en hechos de violencia familiar o sexual, puede comunicarse de manera gratuita a la Línea 100 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, que cuenta con un equipo especializado en “brindar información, orientación y soporte emocional”.

Además, la Línea 100 tiene la facultad de derivar los casos de violencia familiar o sexual más graves a los Centros de Emergencia Mujer o al Servicio de Atención Urgente. Este servicio atiende las 24 horas, todos los días del año (incluye feriados).