En el Día de Todos los Santos no abrirá el cementerio Nueva Esperanza

Como medida de prevención ante la COVID-19, es el segundo año en que no se podrá visitar el cementerio Virgen de Lourdes durante cuatro días.

La Municipalidad de Villa María del Triunfo anunció el cierre temporal de su más reconocido cementerio. Foto: Javier Quispe Arcasi.
La Municipalidad de Villa María del Triunfo anunció el cierre temporal de su más reconocido cementerio. Foto: Javier Quispe Arcasi.
Sociedad LR

El Día de Todos los Santos no se celebrará en su histórico punto de encuentro, el cementerio Virgen de Lourdes, también conocido como Nueva Esperanza. La Municipalidad de Villa María del Triunfo dispuso un comunicado en sus redes sociales sobre la medida provisoria. La publicación enfatizó el objetivo de rehuir aglomeraciones para evitar potenciales contagios del coronavirus.

Nueva Esperanza estará cerrado los días 30 y 31 de octubre, y los primeros dos del mes siguiente, noviembre. En el mencionado comunicado, la entidad detalló que la medida responde a que “solo el 38% de los ciudadanos del país se encuentran vacunados con las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19″.

Ante este escenario, para evitar las pasadas aglomeraciones (el cementerio antes de la pandemia recibía más de dos millones de visitante en fiestas), se dispusieron medidas para atender la situación.

Documento difundido por las redes del municipio. Foto: Facebook de la Municipalidad de Villa María del Triunfo.

PUEDES VER: Bachillerato automático en manos de la Comisión de Educación

Además, el municipio solicitó a las familias vecinas y a los visitantes no insistir en llegar al Nueva Esperanza. Expuso también que el personal de Fiscalización y Serenazgo de la comuna referida trabajan en un plan de seguridad. Lo que se ha dicho, hasta el momento, es que se desplegará seguridad en el perímetro de 60 hectáreas que tiene el cementerio.

Con más de un millón de nichos y fundado en 1961, este fin de mes, los entierros solo se permitirán en la medida en que se cumplan la norma: máximo cinco acompañantes del difunto.