LO ÚLTIMO - ¡Reventó el pozo de la Tinka! Afortunado ganador se llevó más de 3,8 millones de soles

Trasladarán a Tumbes a mujer que estaba prófuga desde el 2016

Ella estaba incluida en el Programa de Recompensas del Mininter acusada de los delitos contra la libertad, violación de la libertad personal y trata de personas.

Ella fue capturada, luego de que un ciudadano proporcionara información al Ministerio del Interior. Foto: Mininter
Ella fue capturada, luego de que un ciudadano proporcionara información al Ministerio del Interior. Foto: Mininter
LR Norte

La PNP estará trasladando, en los próximos días, de Lambayeque a Tumbes a una mujer que afronta un proceso judicial por el delito de trata de personas. Ella fue capturada, luego que un ciudadano proporcionara información al Ministerio del Interior (Mininter).

Se trata de Carmen Rosa Carranza Facho, de 44 años de edad, quien estaba incluida en el Programa de Recompensas del Mininter acusada de los delitos contra la libertad, violación de la libertad personal y trata de personas, fue detenida en Chiclayo.

La mujer se encontraba en calidad de reo ausente debido que contra ella pesaba un mandato de seis meses de prisión preventiva e internamiento en el penal de Puerto Pizarro por el mencionado delito, desde setiembre del 2016 hasta ese año estaba prófuga de la justicia.

Recompensa

Por ella se ofrecía una recompensa de 15.000, debido a que el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Tumbes que despacha el juez Pedro Pablo Arévalo Rivas, a través de la resolución número once, de fecha 17 de mayo del 2021, dispuso la renovación de las órdenes de ubicación y captura de prisión preventiva contra Carranza Facho.

Suceso

Carmen Carranza Facho era administradora del bar La Charapita, ubicado en el asentamiento humano Edmundo Romero, de la provincia de Zarumilla, donde fue hallada una menor de edad.

Según la investigación realizada en ese momento por el fiscal Jorge Nole Sócola, de la Fiscalía Especializada en Delitos de Trata de Personas de Tumbes, la menor manifestó que fue llevada desde Yurimaguas a Zarumilla para trabajar en un restaurante, pero en dicho lugar se le obligaba a tomar bebidas alcohólicas y permanecer hasta altas horas de la madrugada, y se les descontaba dinero.