Pasado el aluvión, hallan a niños que habían salido a buscar señal de internet

En Piura. Fueron encontrados en caserío de Huancabamba. Están aislados. Huaico arrasó con casas, ganado, carreteras y puentes.

Rescate. Los siete menores fueron hallados sanos y salvos. Foto: difusión
Rescate. Los siete menores fueron hallados sanos y salvos. Foto: difusión
Óscar Chumpitaz

“¡Se encuentran sanos y salvos!”. Fueron miembros del Ejército los primeros en dar la noticia. Poco después, el Ministerio de Defensa y el de Educación confirmaban el milagro: los 7 menores desaparecidos luego del aluvión que arrasó con varios caseríos del distrito de Canchaque, Piura, están con vida.

Y el mensaje del ministro de Educación, Ricardo Cuenca, produjo un estallido de júbilo: “Felizmente están aislados junto con otro grupo de adultos en la institución educativa Emilio Espinoza. Ellos quedaron del otro lado del huaico. Todos están a salvo”, reiteró.

Los niños habían ascendido a un cerro para poder captar la señal de internet y recibir sus clases virtuales, la mañana del miércoles, cuando de pronto ocurrió el aluvión que, según el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) Piura, se originó en la parte alta de la zona de Agua Blanca y continuó por Pampa Minas, Potreros, Chorro Blanco, Santa Rosa, hasta el caserío Afiladores.

El deslizamiento habría arrasado con el material excedente del depósito de un consorcio que ejecuta la carretera Canchaque-Huancabamba, hecho que terminó con el represamiento de la quebrada Pusmalca.

El improvisado dique colapsó y provocó el descenso violento de los materiales acumulados. “Escuché un fuerte ruido, y desde mi huerta se observaba cómo descendía el aluvión”, dijo Juvenal García.

Arrasó con todo

El huaico destruyó 15 viviendas, arrastró unas 200 cabezas de ganado vacuno, porcino y ovino, e inundó unas 280 hectáreas de cultivo.

Asimismo, afectó 75 inmuebles, 800 hectáreas de pastos, destruyó cinco puentes y 38 bocatomas de canales de riego. También originó daños en la vía Canchaque-Maparpampa y afectó una docena de caminos de herradura.

El alcalde distrital de Canchaque, Aldo Álvarez Ocaña, indicó que, a causa de la continuidad de las lluvias, se trasladó a más de 100 personas al colegio Emilio Espinoza, donde se les brindó alimento y protección.

Sin embargo, indicó que más de mil personas están aisladas en 25 caseríos debido al huaico. Por ello, solicitó ayuda al gobierno regional y nacional. El apoyo llegó ayer mismo.

Nororiente

Cajamarca. Las constantes lluvias en San Ignacio y Jaén provocaron huaicos y hundimientos de terrenos y viviendas.

Ayuda. Pobladores de Bellavista, Huabal, Huallape, entre otros distritos y caseríos, solicitaron ayuda al Gobierno.