EN VIVO - Perú vs. Egipto: sigue en directo el duelo por el Mundial de Voleibol sub-18
EN VIVO - Barcelona vs. Granada: mira el minuto a minuto del partido por LaLiga

Granjero perdió al menos 12.000 pollos por inundaciones en Madre de Dios

Necesitan ayuda. Hay más de 14.000 personas afectadas tras desborde de los ríos Tambopata, Madre de Dios e Inambari, según el ministro de Ambiente.

Damnificados son enviados a colegios de la región, donde se han instalado albergues. Foto: GORE Madre de Dios
Damnificados son enviados a colegios de la región, donde se han instalado albergues. Foto: GORE Madre de Dios
Sociedad LR

Madre de Dios vive una tragedia tras el desborde de los ríos Tambopata, Madre de Dios e Inambari. Miles de ciudadanos sufren cuantiosas pérdida y, entre ellos, se halla Fidel Camani, el propietario de una granja que vio morir a más de 12.000 de sus pollos parrilleros que le permitían subsistir en medio de la pandemia.

El también perdió su granja Bajo Madre de Dios, que quedó inundada, alimentos balanceados y también su vehículo.

Una brigada de emergencia de la Dirección Regional Agraria del Gobierno Regional de Madre de Dios llegó hasta el lugar para evacuar a las personas aisladas y también para ayudar en el rescate de los pollitos sobrevivientes.

Pollos de granja fueron rescatados. Foto: Agricultura Madre de Dios

El primer balance del Ejecutivo da cuenta de que al menos 14.000 personas fueron afectadas por las inundaciones que se suscitaron luego de las fuertes lluvias que se registraron en la región, según precisó el ministro de Ambiente, Gabriel Quijandría.

Miles de personas resultaron damnificadas tras lluvias y desborde de ríos en Madre de Dios. Foto: Agricultura Madre de Dios

Más específicamente, el desastre se suscitó en diez de los once distritos de la región. Tambopata, Las Piedras, Tahuamanu, Iberia, Iñapari, Laberinto, Inambari, Madre de Dios, Huepetuhe y Fitzcarrald.

En el caso de las comunidades nativas, las afectadas son Tipishka, Palma Real, Santa Teresita, La Victoria, Boca Pariamanu, Monte Salvado, Puerto Nuevo, Santa Alicia, Puerto Arturo, Tres Islas, San Jacinto, Bélgica, Sonene y El Pilar.

También Infierno, Nueva Oceanía, Boca Inambari, Boca Isiriwe, Shintuya, Palotoa Teparo, Shipetiari, Isla de los Valles, Diamante y Puerto Azul.

Tal es la devastación producida que el Gobierno emitió un decreto supremo para realizar a declaratoria de emergencia en la región por 60 días debido a que la capacidad del Gobierno Regional de Madre de Dios ha sido sobrepasada, “por lo que resulta necesaria la intervención técnica y operativa de las entidades del Gobierno Nacional”.