IGP alerta deslizamiento de sedimentos volcánicos en Arequipa y Moquegua

LR Sur

IGP realiza monitoreo del descenso de lahares en el Sabancaya y Ubinas. Foto: IGP
IGP realiza monitoreo del descenso de lahares en el Sabancaya y Ubinas. Foto: IGP

Ceniza y materiales volcánicos serían removidos por el registro de las intensas lluvias registradas en zonas cercanas a los volcanes Sabancaya y Ubinas.

El Instituto Geofísico del Perú (IGP) advirtió sobre la posibilidad de que se registren deslizamientos de sedimentos volcánicos o lahares en áreas aledañas a los volcanes Sabancaya (Arequipa) y Ubinas (Moquegua). Previamente, especialistas evaluaron los boletines emitidos por el Centro Vulcanológico Nacional (Cenvul) y del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi). Documentos que pronosticaron el registro de precipitaciones de moderada a fuerte intensidad en zonas aledañas a ambos volcanes.

En ese sentido, el IGP pidió a las autoridades adoptar medidas para proteger a la población que vive en localidades cercanas a los citados macizos. Por lo tanto, el Cenvul ha indicado a la Municipalidad Provincial de Caylloma que recomiende a sus ciudadanos no acercarse a la quebrada de Pinchollo en Sabancaya. De la misma forma. Hizo el mismo pedido a las autoridades de Ubinas, con las quebradas Volcanmayo, Chiflón y el río Tonohaya.

“En los periodos de lluvia, la ceniza y materiales volcánicos que yacen en las faldas de los volcanes Ubinas y Sabancaya son removidos por el agua. Descienden por los valles y adquieren una textura similar a una mezcla de concreto”, manifestó José Del Carpio, vulcanólogo del IGP.

En tanto, el IGP sigue monitoreando en tiempo real el descenso de lahares en el Sabancaya y Ubinas con equipos sísmicos y videocámaras. “En esta época de lluvias, hemos emitido dos alertas de descenso de lahar para el caso del volcán Ubinas”, precisó el especialista.

El volcán Sabancaya en Arequipa continúa en erupción desde noviembre de 2016. En la última semana de enero de este año, se produjeron en promedio 44 explosiones diarias que generaron columnas de cenizas y gases de hasta 3.5 kilómetros de altura. A su vez, el Ubinas presenta bajos niveles de actividad sin indicios de reactivación en el corto plazo.

¿Qué es un lahar?

Los lahares son fluidos compuestos de sedimentos volcánicos con una gran cantidad de agua, una mezcla de ceniza y fragmentos de roca volcánica de diversos tamaños. Estos son arrastrados por el agua acumulada, producto de las lluvias o de la fusión de hielo o nieve que reposa en las partes altas de un volcán.

El IGP afirma que el lahar es un tipo de peligro volcánico que puede generar pérdidas de áreas agrícolas, afectación de obras de infraestructura (canales de regadío, entre otras) e interrumpe las vías de comunicación.