Apurímac: cóndor andino retornó a su hábitat tras 45 días de recuperación

Personal de Serfor halló al ave con una grave infección. Tras la rehabilitación, fue liberada en el cerro Qorahuire, en la provincia de Andahuaylas.

Cóndor andino liberado tiene aproximadamente 15 años. Foto: Municipalidad de San Jerónimo
Cóndor andino liberado tiene aproximadamente 15 años. Foto: Municipalidad de San Jerónimo
LR Apurímac

Un cóndor andino retornó a su hábitat luego de ser hallado en mal estado y recibir atención especializada en Apurímac. El animal tenía una infección severa, además de estar decaído. El caso fue atendido por el Servicio Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), entidad adscrita al Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midragri).

El Serfor contrató a un médico veterinario para la atención especializada. Tras las evaluaciones, se descartó alguna fractura o herida. Por ello, trasladaron al animal hacia la ciudad de Abancay para acondicionar un ambiente adecuado para su recuperación y posterior evaluación sanitaria.

El cóndor andino, de aproximadamente 15 años, fue denominado como Phuyo, que en quechua significa neblina. Este fue hallado a mediados de diciembre de 2020 en el sector Patiyoq, ubicado en el margen izquierdo del río Chalhuanca, de la comunidad campesina de Huayquipa en Aymaraes (Apurímac).

Tras recibir tratamiento adecuado, el cóndor andino presentó mejorías al quinto día. Los encargados de su recuperación indicaron que se mostró activo, con apetito y respondió correctamente a los estímulos externos.

Después de 45 días de rehabilitación, el animal fue liberado. Participaron especialistas del Serfor y el alcalde de la Municipalidad de San Jerónimo, Percy Godoy Medina. El lugar seleccionado fue el cerro Qorahuire, de la comunidad de Lliupapuquio en el distrito de San Jerónimo, en Andahuaylas.

Especie protegida y en extinción

Actualmente, el cóndor andino es una especie categorizada en peligro de extinción, según el Decreto Supremo 004-2014-Minagri, y se encuentra protegida por el Estado. A escala internacional, está protegido por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (Cites) y por la Convención para la Conservación de Especies Migratorias, de las cuales el Perú forma parte.

Apurímac: cóndor andino retornó a su hábitat tras 45 días de recuperación

Las principales causas de la reducción de la población de esta especie son la caza y captura ilegal para el uso de ejemplares en fiestas tradicionales, y la comercialización de sus plumas y partes. Otras amenazas son la intoxicación y envenenamiento a la que son sometidos por la mala percepción que tienen algunos pobladores de esta especie. Así también, es capturado en fiestas costumbristas como Yawar Fiesta, y también se registra la disminución de su hábitat.

Lazy loaded component