Peritaje balístico: mataron a Inti y Bryan con perdigones de plomo disparados por escopetas

Doris Aguirre

daguirre177

17 Dic 2020 | 14:58 h
Escena del crimen. Solo policías llevaban escopetas en la noche del asesinato de Inti y Bryan. Foto: Antonio Melgarejo/La República
Escena del crimen. Solo policías llevaban escopetas en la noche del asesinato de Inti y Bryan. Foto: Antonio Melgarejo/La República

Contundente. Los únicos que portaban este tipo de armas en la escena de los crímenes fueron efectivos de la Policía. Quedó descartado que se usaron escopetas artesanales o “hechizos” y se ha probado que la Policía sí contaba con perdigones de plomo.

Los voceros de la Policía Nacional mintieron cuando afirmaron que hace años no usaban perdigones de metal en las manifestaciones.

También mintieron quienes afirmaron que los manifestantes usaron armas artesanales o “hechizos”, con las que pudieron haber ocasionado la muerte de Inti Sotelo y Bryan Pintado.

Los estudiantes murieron impactados por perdigones de plomo disparados por escopetas y no por artefactos prefabricados, concluyó el perito criminalístico y de balística forense Ernesto López Caycho, de la Oficina de Peritajes del Ministerio Público.

En la noche del sábado 14 de noviembre, en que fueron asesinados Sotelo y Pintado, en el cruce de las avenidas Nicolás de Piérola (La Colmena) y Abancay, solamente se encontraban efectivos policiales provistos de escopetas perdigoneras.

Según los informes del perito balístico Ernesto López, documentos a los que tuvo acceso La República, todos los proyectiles extraídos de los cuerpos de Inti Sotelo y Bryan Pintado, incluidos los que les causaron la muerte, son indubitablemente de plomo.

En el caso de Inti Sotelo, “el perdigón examinado es un componente de un cartucho de carga múltiple (perdigones), que puede ser disparado por el tipo de arma escopeta (el arma presenta un tubo de cañón de ánima lisa), o un arma de fabricación artesanal escopeta, chufla o perdigonera (tubo galvanizado con pin percutor)”, explica el perito balístico en su informe.

Sin embargo, a continuación descartó que el proyectil que mató a Inti Sotelo fue disparado por un arma artesanal sino por una escopeta.

“Por las características del impacto entre sí al ser disparado por un cartucho de escopeta contenido en un casquillo de plástico, impactan entre sí las esferas de plomo. El impacto más plano puede haberse producido al impactar sobre el cuerpo, no tiene características de rozamiento o ranuras que produce un tubo galvanizado (arma artesanal), (ya) que su ánima (interior del tubo) es más porosa e irregular, presentando algunos de estos tubos una soldadura longitudinal que puede dejar su rastro o rozamiento en el perdigón”.

Por eso, precisamente, el perito balístico Ernesto López recomienda hacer pruebas de disparos de perdigones de plomo con las escopetas policiales para confirmar que de este tipo de armas de la policía salieron los proyectiles que mataron a los estudiantes.

A similares conclusiones arribó el perito balístico al evaluar el caso de Bryan Pintado Sánchez, que es de mayor gravedad porque le extrajeron 10 perdigones de plomo: dos en el cráneo, dos en la cara, dos en el cuello, dos en el tórax y dos en el brazo.

El especialista hizo una evaluación por cada muestra y concluyó que los perdigones de plomo -de uso negado por la Policía- fueron disparados por una escopeta.

Por ejemplo, al analizar la muestra uno (dos perdigones extraídos del cráneo), el perito balístico concluyó: “Corresponde a dos perdigones de material de plomo, componente de un cartucho de carga múltiple de escopeta”.

En las cinco muestras, el perito balístico llegó a la misma convicción: “Perdigones de material de plomo, componente de un cartucho de carga múltiple de escopeta”. No indica que los proyectiles hayan sido disparados por un arma artesanal.

El peritaje balístico del Ministerio Público deja sin piso la versión oficial de la Policía Nacional de no haber usado perdigones de plomo, o que personas extrañas llevaron armas artesanales para disparar los proyectiles y luego culpar de las muertes a la Policía.

Otros 4 peritajes coinciden

El abogado de la familia de Inti Sotelo, Carlos Rivera, señaló que hay otros 4 peritajes que se practicaron a igual número de heridos, y en todos los casos se les extrajo perdigones de plomo, como los que causaron la muerte de los estudiantes el 14 de noviembre.

“Los peritajes demuestran que la Policía usó sus escopetas y disparó perdigones de plomo. Y que lo hicieron repetidas veces el 14 de noviembre, fecha en que fueron asesinados Inti y Bryan”, afirmó el letrado.

Conclusiones indiscutibles

Peritaje de Bryan Pintado: perdigones de plomo disparados con escopeta.

Examen de las muestras de los proyectiles. Foto: La República

Peritaje de Inti Sotelo concluye lo mismo.

Perdigones no fueron disparados por armas artesanales. Foto: La República

Peritaje: Orificio de entrada.