En un año, catedráticos sin maestría no podrán enseñar

Milagros Berríos

milyberrios

09 Dic 2020 | 3:23 h
En clase. Docentes deben contar, por lo menos, con el grado de Maestro para dedicarse a la formación en pregrado. Foto: Universidad de Piura.
En clase. Docentes deben contar, por lo menos, con el grado de Maestro para dedicarse a la formación en pregrado. Foto: Universidad de Piura.

Norma. En noviembre vencía plazo dado por Ley Universitaria, pero se amplió un año. El 30% aún no tendrían grado de Maestro.

Desde el 30 de noviembre del 2021, los docentes que no cuenten con el grado de maestro (maestría) ya no podrán enseñar en las universidades públicas ni privadas del país. Es decir, les queda un año para adecuarse a este requisito de la Ley Universitaria (2014).

El plazo original de esta exigencia vencía en noviembre pasado, cinco años después de la sentencia del Tribunal Constitucional que aclaraba la vigencia de este punto. No obstante, en mayo pasado, a través del decreto legislativo 1496, se amplió el periodo por un año más dada la crisis sanitaria a causa de la pandemia por COVID-19.

Según el artículo 82 de la Ley Universitaria, los docentes ordinarios y contratados tienen la obligación de contar con, al menos, el grado de maestro para la formación de los alumnos de pregrado; y el de doctor para dictar clases a nivel de doctorado.

Para cumplirlo, se fijó un periodo de 5 años que, al inicio, debía contarse desde julio del 2014. Sin embargo, y tras el fallo del TC, el periodo se computó desde noviembre del 2015.

Si vencido el plazo no cumple con el requisito, el catedrático será considerado en la categoría que le corresponda o concluirá su vínculo contractual.

Pero ¿cómo van los grados de los docentes? Hasta el 2019, el 32.6% de los puestos eran ocupados por bachilleres (incluyendo a licenciados), el 49.3% contaba con el grado de maestro, y el 18.1% el de doctor, según un informe de la Sunedu.

Al respecto, la Federación Nacional de Docentes Universitarios del Perú (Fendup) explica que la mayoría de doctorados se dicta en las capitales, por lo que la pandemia dificulta su acceso.

“El 2018 solicitamos un plazo prudencial de 5 años, pero no nos atendieron. Ahora la pandemia desordenó todo”, dice el dirigente Máximo Córdova, quien estima que un 30% aún no se habría adecuado.

Demandan homologación y beneficios

La Fendup evalúa medidas de fuerza en reclamo al Minedu por la falta de atención a sus demandas. Entre sus pedidos están la homologación del salario en base a la Ley Universitaria y la implementación de beneficios sociales como el subsidio de luto y sepelio a la par de los servidores públicos. También piden cambios en 42 puntos de la ley.

Los docentes extraordinarios pueden ejercer en cualquier nivel y de acuerdo al estatuto.