AHORA - Guido Bellido convoca esta noche a los ministros en Palacio de Gobierno AHORA - Ética aprueba denuncia contra congresista de AP que intentó sobornar a periodista de La República

Misas y cultos sin contacto físico ni cantos

Por precaución. Directiva sanitaria dispone que asistentes usen mascarilla y protector facial. Templos deben mantener puertas y ventanas abiertas para mejor ventilación. Y después de cada actividad religiosa se deberá desinfectar el lugar.

Con fe. Las misas regresan sin contacto físico ni cantos. Foto: John Reyes/La República
Con fe. Las misas regresan sin contacto físico ni cantos. Foto: John Reyes/La República
Ángela  Valdivia

El Ministerio de Salud aprobó la Directiva Sanitaria Nº 121-MINSA/2020/DGIESP para el reinicio de actividades religiosas o de culto, con la cual se busca evitar la propagación del COVID-19.

En el documento se presentan medidas específicas de obligatorio cumplimiento para el citado fin. Una de ellas es el uso de mascarilla y escudo facial en iglesias y lugares de culto. Además, la realización de actividades con un tercio del aforo máximo permitido que, como se recuerda, ya había sido establecido en el Decreto Nº 170-2020-PCM.

Asimismo, los templos y lugares de culto deben desarrollar sus actividades y ceremonias con las puertas y ventanas abiertas para que exista una buena ventilación. Y, antes y después de cada actividad religiosa, los ambientes tienen que ser desinfectados. El documento también señala que las reuniones no pueden tener una duración mayor a una hora y que se debe considerar el mínimo de otra hora entre reunión y reunión para que las personas evacuen y se proceda con la desinfección.

También se tiene que evitar hablar y cantar en las iglesias, por lo que las piezas musicales deben ser grabadas.

Sumado a ello, las bancas y el piso deben estar señalizados para que los asistentes cumplan con el distanciamiento de 1.5 metros que debe existir como mínimo. También, al ingreso de cada lugar se debe tomar la temperatura de todos los fieles y estos tienen que lavarse las manos con agua y jabón o desinfectarse con alcohol en gel antes de entrar al recinto.

Los desplazamientos, colas y el contacto físico, así como el intercambio de cualquier elemento tangible también deben ser evitados. En tanto, las ofrendas y donaciones tienen que realizarse cuando concluya la celebración religiosa, por medio de personas que hayan sido asignadas previamente y que no deben tener contacto físico con el dinero donado.

Entre las recomendaciones se pide que los adultos mayores, personas con discapacidad y niños, eviten asistir de forma presencial.

Vale aclarar que las entidades religiosas deberán informar a sus fieles el reinicio de las actividades religiosas, teniendo en cuenta horarios y aforo, por lo menos con una semana de anticipación. Y, por último, el Minsa sostiene que las entidades religiosas son responsables de garantizar el cumplimiento de las medidas establecidas.

Se pronuncian

Al respecto, el pastor Óscar Suárez, presidente del Concilio Nacional Evangélico del Perú (Conep), señala que la directiva recoge “gran parte del planteamiento de la iglesia evangélica, pero sí hay varios (puntos) que son una limitación extrema”. Asegura que el canto es muy importante en el culto, pues para ellos es una manera de alabar a Dios y que se podría hacer con una mascarilla puesta.

Sin embargo, felicita que ya haya una norma y una dirección. Suárez espera que dentro de unas semanas se pueda entablar otro diálogo con las autoridades y así considerar flexibilizar algunos detalles, siempre teniendo en cuenta las medidas de bioseguridad y las cifras de la pandemia.

“Las iglesias juegan un papel vital en la salud espiritual y emocional de la gente. Y en estos tiempos de pandemia eso es lo que se necesita”.

En tanto, el presidente de la Asociación Islámica del Perú, Zuheir Mustafa Ismail, asegura estar de acuerdo con la directiva sanitaria. No obstante, agrega, están trabajando en su propio protocolo que estaría listo esta semana y con eso iniciarán sus actividades religiosas. Este está relacionado, sobre todo, al cuidado personal, precisa.

Ellos han acordado reducir el tiempo de rezo de 15 minutos a 5 o 10 para una mayor seguridad. También han cambiado el piso para facilitar la desinfección. Además, ahora han establecido tres turnos, mientras que antes era uno, para así respetar el aforo exigido.

Mustafa manifiesta que esto será un periodo de prueba para ellos, y que esperan no tener ningún inconveniente, pues piensan priorizar la salud de los asistentes.

Exceso de mortalidad

Farid Matuk señala que el incremento porcentual de muertes este año en el Perú es del 68.68%. Para ello usó datos de la Universidad de Oxford. Agrega que nuestro país “incluso le triplica a la nación con el incremento más alto que es el Reino Unido, con 23%”.

Por ello, el número de contagios sería mucho más alto del registrado. Esto generaría que haya menos personas susceptibles y así ya no habría una segunda ola. Sin embargo, dice, el mayor riesgo es el desconocimiento de la inmunidad, por lo que no se sabe qué podría pasar el 2021.

El dato

Congreso. Pilar Mazzetti se presentó ante la Comisión de Constitución para exponer las acciones que están tomando para las elecciones generales a fin de garantizar la salud de las personas. Ella informó que se está trabajando en coordinación con la ONPE.

Newsletter COVID-19 en Perú de La República

Suscríbete aquí al boletín de La República y recibe a diario en tu correo electrónico toda la información sobre el estado de emergencia y la pandemia de la COVID-19.