Coronavirus en Puno: Juliaca no respeta la distancia social [FOTOS]

29 Jun 2020 | 6:28 h
Se olvidaron. En Juliaca, la distancia social es un saludo a la bandera. Comerciantes, compradores y policías municipales se mezclan en un mar de gente.  FOTOS: Juan Carlos Cisneros.
Se olvidaron. En Juliaca, la distancia social es un saludo a la bandera. Comerciantes, compradores y policías municipales se mezclan en un mar de gente. FOTOS: Juan Carlos Cisneros.

Informalidad. En la ciudad los comerciantes han salido a las calles a vender sus productos. Dicen no tener miedo al contagio, ya que si no trabajan no tienen que comer. Para frenar contagios, Comando Covid planteó inmovilización social por diez días, pero no hubo acuerdo.

Liubomir Fernández -Kleber Sánchez

Puno

Demasiana Quispe, tiene las cosas claras. Es consciente que la vida acaba con la muerte. “Si la muerte me va sorprender que sea haciendo lo necesario para sobrevivir. Así de simple es la vida”, dice desde la comodidad de su asiento en pleno centro de la ciudad de Juliaca. Por estos días se gana la vida vendiendo todo tipo de elementos de protección contra la COVID-19.

No menos tajante es la posición de Claudio Flores. Para él la ley nunca ha sido parte de la vida del hombre y lo que lo gobierna siempre han sido sus deseos y necesidades. “Por eso existen los negocios. Si hay necesidad, por qué tendríamos que abstenernos de vender”, responde detrás de la caja de pagador de su cafetería.

PUEDES VER: Así está Juliaca: no se respeta la cuarentena y casi todo ha vuelto a la normalidad [FOTOS]

Historias como estas han convertido a Juliaca, en el epicentro del contagio y muerte por coronavirus en el altiplano puneño. El lunes 16 de marzo se declaró en emergencia el país contra el virus. Desde entonces esta localidad, no ha dejado de ser la ciudad comercial de siempre. Sus autoridades admitieron que sólo en abril hubo cierra puertas. Después casi todo volvió a la normalidad con ciertas restricciones.

Demasiana Quispe, vendedora ambulante acompañada de su hijo de meses se nacido. Foto: Juan Carlos Cisneros.

A más de cien días del estado de emergencia contra la COVID-19, las consecuencias de incumplimiento de las medidas sanitarias están reflejadas en cifras alarmantes. Según el último reporte de la Dirección Regional de Salud de Puno, hasta el 27 junio en toda la región Puno, se registró 1037 casos positivos.

Juliaca, ocupa el primer puesto con 587 casos. Sigue Puno (156), Chucuito (62), Sandia (55), El Collao (31), Carabaya (30) Putina, Huancané y Moho (28), Melgar (27), Azángaro (24), Yunguyo (18) y Lampa (19).

PUEDES VER: Puno: Nerviosismo delató a dos sujetos que trasladaban cocaína a bordo de motocicleta

Punto caliente

De los 25 fallecidos en la Región Puno, 23 perdieron la vida en Juliaca. Trece perecieron en los centros de atención del Ministerio de Salud y diez en EsSalud. Los fallecidos restantes son de la ciudad de Puno. Dejaron de existir por complicaciones en su salud por diversas enfermedades prevalentes, según el Ministerio de Salud.

Explicando razones

¿Pero a qué se debe que esta ciudad tenga elevados índices de contagios y muerte? La respuesta está en la realidad social y económica de la zona. Sin fábricas ni industrias en que se puedan emplear, los juliaqueños han encontrado en el comercio diario su único sustento económico.

En esta ciudad habitan más de 350 mil personas y el 99 % se dedica a alguna actividad comercial. Literalmente, si un día no salen a la calle no comen, no pagan sus cuotas al banco, ni generan capital para mantener sus negocios.

Compradoras en el mercado Túpac Amaru de Juliaca. Foto: Juan Carlos Cisneros.

Según el presidente del renovado Comando Covid Regional y director del hospital Carlos Monge Medrano, Fredy Velásquez, la ciudadanía ha priorizado el negocio antes que las disposiciones de control sanitario. Indicó que a diferencia de otras provincias en la ciudad de los vientos lo que ha existido en estos últimos meses es una cierta normalidad con relación a otras provincias. Este panorama ha convertido a esta ciudad en el foco de contagio en el altiplano puneño.

La República recorrió sus calles y pudo comprobar que sólo en el centro de la ciudad hay cierta parálisis comercial por la fuerte presencia policial y municipal. El problema son los centros comerciales y el comercio ambulatorio. Según el municipio de San Román, en la actualidad hay más de 8 mil ambulantes que tienen el control de distintos puntos de la ciudad. Todos usan barbijos pero ninguno respeta el distanciamiento social.

No hay centro comercial periférico que no esté abarrotado. Incluso hasta los restaurantes que están prohibidos de atender al público, comenzaron a recibir comensales con normalidad.

Real Plaza. Reinicio de las actividades económicas. Gran parte de las tiendas del centro comercial abren sus puertas. Foto: Juan Carlos Cisneros.

Los comerciantes son conscientes que pueden llegar a ser parte de las estadísticas de contagios y fallecidos, pero para ellos hacerse de recursos es un factor de vida o muerte. Esa es la razón por la cual Demasiana Quispe vende en la calle y Claudio Flores, abrió su cafetería.

PUEDES VER: Comuneros en Puno buscan diálogo con PCM para evitar aimarazo

Al tope

El gobierno declaró en emergencia el país para que los contagios no superen la capacidad de atención del Ministerio de Salud. En Juliaca no se logró el objetivo. Según Fredy Velásquez, nuevo jefe del Comando Covid, la proyección de contagio diario es de 23 casos. Eso se ha visto reflejado en el copamiento de las 16 camas para pacientes de media y grave complejidad en el hospital Carlos Monge Medrano. Advierte que como van las cosas tendrán que hacer uso de los ambientes del hospital de contingencia, donde hay 23 camas y otras cinco de UCI.

La situación actual de Juliaca, ha llevado al Comando Covid, plantear la inmovilización total de toda la provincia por diez días desde el lunes 29 de junio al 08 de julio. La idea tiene adeptos y detractores. Aún no hay una decisión definitiva sobre el tema.

Centro de Juliaca. Foto: Juan Carlos Cisneros.

El gobernador de Puno, Agustín Luque, dejó entrever que apoyaría esta media drástica, y otras que resulten efectivas. Pero aun no se decide nada.

A un día para que se levante la cuarentena en Puno, el director regional de Salud, Jorge Montesinos cree que las restricciones deben mantenerse de manera focalizada. Indicó que paliaran la situación actual con un fondo de más de 2 millones de soles. Será invertido en equipamiento, contratación de personal y campaña de concientización.

El Comando Covid Regional sesionó el fin de semana en Juliaca. No llegaron a ningún acuerdo. Temen que no haya efecto en las medidas y se genere reacciones contraproducentes.

PUEDES VER: Puno: Detectan a tres comerciantes de mercados itinerantes con COVID-19

Puno perdió la oportunidad de frenar casos COVID-19

El sociólogo Antonio Villalba aseguró que si las autoridades puneñas querían frenar los contagios, perdieron la oportunidad de hacerlo porque el gobierno excluyó a Puno de las regiones donde se mantendrá el estado de emergencia y la cuarentena. Cree que Arequipa le ganó la posta a Puno, porque desde un primer momento sus autoridades estuvieron informando a la Presidencia de Consejo de Ministros sobre la proyección que estaba en camino. “Llama la atención cómo quieren adoptar medidas a un días que acabe el estado de emergencia. Prueba que no se trabajó seriamente”.

Los comerciantes de Juliaca indican que las autoridades del nivel central y el Comando Covid no trabajaron en lo que se venía para Juliaca y las demás provincias de la zona sur y norte de Puno.

Solo en abril hubo cierra puertas. Después casi todo volvió a la normalidad con ciertas restricciones en Juliaca (Puno). Foto: Juan Carlos Cisneros.

Video Recomendado