Coronavirus: Marca Personal, de la incertidumbre a la oportunidad

30 Abr 2020 | 12:10 h
Rumi Cevallos entrevista a Rocío Ames, estratega en Marca Personal. Foto Michael Ramón.
Rumi Cevallos entrevista a Rocío Ames, estratega en Marca Personal. Foto Michael Ramón.

¡Solo para valientes! o para quienes desean tener el control del futuro

Escribe: Rocío Ames, jefa de ESAN Alumni Career Services

Es probable que en momentos de incertidumbre y crisis, sean estas económicas, personales , laborales o de cualquier otro tipo, en lo que menos nos detenemos a pensar es en los recursos internos que tenemos para enfrentarlos, nos invade el pánico, nos paraliza el miedo y muchas veces nos convertimos en náufragos aferrados a una tabla de salvación, confiando en que llegue el equipo de rescate, aun cuando sabemos que esta es la reacción más peligrosa pues solo nos queda esperar a ser encontrados con vida. En ese momento algunos ni siquiera recuerdan que saben flotar o nadar, y que pueden intentar hacer algo más proactivo para sobrevivir, mientras que los más audaces se atreverán a nadar confiando en llegar a alguna orilla a salvo o cuando menos harán lo necesario - confiando en sus habilidades- para sobrevivir.

Sin duda, una de las reflexiones más recurrentes en los profesionales- de todo sector- en este momento será: Y ¿Qué nos espera ahora? Y esa pregunta encierra una serie de dudas: ¿Entrará mi sector en recesión? ¿Dónde estarán las oportunidades para seguir siendo una pieza vital o clave dentro de la organización y no pasar por la “suspensión perfecta de labores” o peor aún la temida desvinculación laboral, más grave aún en momentos inciertos y donde puede haber exceso de demanda y poca oferta? Y cerrando con un: ¿Cómo y con qué hare frente a esta situación?

Rocío Ames, estratega en marca personal. Foto: Michael Ramón.

En retrospectiva, sería importante mencionar que aun cuando muchas personas dicen tener planes para el futuro, en verdad pocas lo tienen pensado, escrito y con tiempos de ejecución. Y esto alude a que no estamos acostumbrados a gerenciar nuestras carreras, a tener un norte claro (futuro que le dicen), a reconocer las oportunidades que pueden estar alineadas a nuestras habilidades, capacidades y competencias relevantes para diseñar nuevos caminos profesionales, porque de eso se trata la marca personal, de encontrar, comunicar y ser visible por la diferenciación. Muchos ni siquiera se cuestionan si donde están es el mejor lugar que haga brillar su talento, si son irremplazables (de acuerdo con que nadie es imprescindible) en las tareas, proyectos o ideas que generan para sus organizaciones. Entonces sin tener esto claro, es lógico tener incertidumbre sobre el futuro porque no estamos en control de este. Y aun cuando se pueda caer en el escepticismo este es uno de los principales beneficios de una marca personal: decidir el siguiente destino.

“En tiempos de incertidumbre, solo tu marca personal podrá mantenerte a flote”

El momento actual es el escenario perfecto para que cada uno reflexione sobre lo que el nuevo mercado laboral requerirá en cuanto volvamos a la “nueva normalidad”, que en palabras simples significa que ese mundo que conocimos hasta antes de la llegada de la pandemia se ha ido para no volver nunca más, dándole paso a uno nuevo donde solo se sobrevivirá si se es capaz de transmitir de forma coherente, consciente y valiosa porque habrían de comprar nuestra experiencia.

Todavía no es claro, cómo cambiará el panorama laboral en cuanto al desarrollo de nuevos negocios, profesiones y oportunidades laborales, por ello se hace imperativo que todo profesional responsable de su futuro identifique y de forma urgente los componentes de su marca, qué lo hace único, qué fortalezas profesionales ha desarrollado, qué estrategia ha de seguir para alcanzar sus metas y reconocer si su visibilidad profesional lo ayudará a transitar en este mar incierto.

Video Recomendado