Muñoz propone reubicar a comerciantes de La Parada a cuartel Barbones

Sociedad LR

larepublica_pe

18 Abr 2020 | 16:05 h
Antiguo cuartel de 20 hectáreas podría ser un espacio óptimo para la reubicación, según alcalde. Foto: Exitosa.
Antiguo cuartel de 20 hectáreas podría ser un espacio óptimo para la reubicación, según alcalde. Foto: Exitosa.

A través de su cuenta de Twitter, el alcalde comunicó la intención de llevar a cabo la reubicación de vendedores ambulantes al cuartel Barbones.

El alcalde metropolitano de Lima, Jorge Muñoz, informó a través de su cuenta oficial en Twitter de la propuesta para reubicar a los comerciantes ambulantes de La Parada en el cuartel Barbones, en El Agustino.

El espacio de 20 hectáreas que ofrece el antiguo cuartel permitiría crear un albergue temporal para los vendedores. ″Nuestro trabajo es buscar una solución adecuada y sostenible para la ciudad”, expresó en el tuit.

PUEDES VER: Cifra de infectados con coronavirus en Perú se eleva a 14.420 tras confirmarse 972 casos nuevos

Inicialmente, se había pensado situar a los vendedores en el Parque del Migrante, un terreno de 3.5 hectáreas ubicado en La Victoria.

Sin embargo, según una nota de prensa publicada en el sitio web de la Municipalidad Metropolitana de Lima, el burgomaestre se opuso argumentando que dicho parque era un bien público, lo que acarrearía problemas legales.

“Sabemos que existe aglomeración y condiciones precarias en esta zona de La Victoria, lo cual lo convierte en un foco de propagación de la COVID-19, pero no podemos utilizar un parque metropolitano para otros fines”, expresó Muñoz.

PUEDES VER: Piura se queda nuevamente sin pruebas para detectar el coronavirus

La autoridad edil afirmó que esta opción era la correcta, pues, en sus propias palabras, el espacio pertenece al Estado. Sus 20 hectáreas lo convierten en un lugar óptimo para la reubicación, además de poseer “ubicación estratégica, accesibilidad y es cercano a vías metropolitanas con presencia de transporte masivo”.

La nota detalla que se plantea realizar en un área aproximada de 3.5 hectáreas el albergue transitorio a los vendedores, mientras ahí mismo se desarrolla un proyecto definitivo.

“Dada la extensión del terreno se puede desarrollar un gran programa de viviendas de interés social, que vaya acompañado de comercio, servicios y equipamientos que beneficien ampliamente a la nueva población residente. Sería una propuesta inclusiva dirigida hacia los sectores menos favorecidos”, añadió Jorge Muñoz.