Glave

Con descaro

“Ministro Morán, alcalde Muñoz, alcalde Chávez, la ciudadanía ya hizo su parte, ¿harán ustedes la suya?”.

Marisa Glave
14 Feb 2020 | 10:54 h

¿Qué más puede hacer la ciudadanía que se arriesga, toma fotografías, filma las invasiones, identifica a los cabecillas y entrega la información a la Policía, a la municipalidad distrital y a la de Lima? ¡Han entregado esta información al propio presidente Vizcarra! Ante la inacción de las autoridades, los traficantes, con descaro, se burlan y amenazan a los dirigentes.

Lima tiene el privilegio de tener, pese a su aridez, oasis en su territorio. Ecosistemas frágiles que captan la humedad del ambiente, dan vida a cientos de especies y brindan servicios ecosistémicos a nuestra contaminada ciudad. Estos paraísos de vida, en una urbe cada vez más llena de cemento, son destruidos año a año por los traficantes de suelo. La Red de Lomas, organización social de base, calcula que ya se perdieron cerca de 500 hectáreas.

En esta Navidad en Villa María del Triunfo, los traficantes tomaban una parte de las Lomas de Paraíso. Empezaron con unos 40 lotes, cada fin de semana aumentan. Según los dirigentes hoy son cerca de 350 lotes. Esta Loma es parte del Área de Conservación Regional (ACR) creada a fines del 2019, que le permite a la Municipalidad de Lima hacer defensa posesoria ante este tipo de invasiones, aplicando la Ley 30230, para un desalojo inmediato. Han pasado dos meses y parece que el alcalde Muñoz sigue “coordinando”. Hoy hay una reunión más en la Municipalidad de Lima, ¿harán algo concreto? ¿Esperarán a que sean 1000 lotes?

Villa María del Triunfo es un territorio liberado para las mafias de tráfico de terreno. En el período pasado tres alcaldes sucesivos terminaron detenidos por vínculos con criminalidad organizada. Los dirigentes se preguntan si pasará lo mismo con la actual gestión que habría reconocido a una asociación ficticia, el primer paso para el tráfico. La comisaría sabe muy bien cuál es el área considerada ecosistema frágil, sin embargo dicen que “oirán a todas las partes” mientras sigue la invasión. Destruir un paisaje ambiental es un delito -artículo 313 del Código Penal- y permitir actividades contrarias a los usos previstos por la ley también -artículo 312-. La policía está permitiendo un delito flagrante. Las autoridades municipales que permiten una ocupación contraria a la norma también estarían cometiendo un delito.

Ministro Morán, alcalde Muñoz, alcalde Chávez, la ciudadanía ya hizo su parte, ¿harán ustedes la suya?

Video Recomendado

Lazy loaded component