El violador eres tú

Claudia Cisneros
01 Dic 2019 | 2:12 h

Un espectro recorre Latinoamérica. El espectro del Feminismo. Es en realidad un viejo espectro pero que al fin comienza a ser temido. Y está bien, es lo que toca, acabar con la prepotencia y arrogancia, la discriminación y dominación machista, su violencia contra las mujeres. Lo que está pasando ahora mismo en las calles del mundo ya no hay quien lo pare. Potentes manifestaciones públicas de miles de mujeres, en todos los idiomas se han tomado las calles este último 29 de noviembre – día de la no violencia contra la mujer – en una demostración de cuánto de dolor, rabia y silencio es común y compartido en distintas latitudes y culturas. La condición de mujer y las violencias en todo su espectro que las mujeres del mundo experimentan en sus días es el poderoso motor de esta oleada.

Cuando uno escucha el retumbar de sus voces contra los muros de la ciudad que las agrede, es imposible no sentir algo. Si eres mujer y has pasado por algún episodio de agresión masculina (y si eres mujer y consciente de hecho lo has pasado) un sentimiento de comunión y extraña esperanza se te anida; y si eres mujer y aun no consciente o eres hombre inconsciente, puede que sientas un cierto estremecimiento o puede que sientas desprecio. Si eres de los que aun niegan lo que las mujeres estamos escupiendo al fin con nuestros cuerpos intensos, si eres de los que invalidan las demandas feministas, fiel a la programación cultural de la superioridad masculina, entiende que tu menosprecio a las mujeres, tu injusto e indebido uso de tu construida masculina jerarquía, está bajo ataque.

Un hombre me ha llamado el otro día a preguntarme si fue machista conmigo durante nuestros días. Eso es esperanzador. Otro hombre, joven, acusado en las redes, ha aceptado que tuvo sexo sin el explícito consentimiento de su pareja, y está sufriendo el costo social de no negarlo, que es mucho menor al costo de la negación y el contraataque. Y eso es esperanzador. En Oaxaca, México, existe un Centro de Reeducación para hombres que Ejercen Violencia Contra las Mujeres (Crehvm) donde se sensibiliza a los hombres denunciados sobre la violencia contra las mujeres con 52 sesiones de reeducación a cambio de detener su proceso judicial (https://bit.ly/35MRCKt). Y eso es sumamente esperanzador.

Porque el grito actual de las mujeres en las calles, en los juzgados, en las redes sociales, es un grito no solo porque se reconozcan sus injustos sufrimientos a manos masculinas, sino también su frustración por el silencio y la invisibilización de las asesinadas, de las asaltadas, de las acosadas, de las ninguneadas y desvalorizadas, de las violadas y desaparecidas; pero es también un grito porque esa violencia se detenga.

Esta última ola, #ElVioladorEresTú, la inició un trio de activistas chilenas llamado #LasTesis que busca diseminar teorías feministas a través de recursos audiovisuales. Ellas trabajaban en una puesta en escena mayor cuando ocurrieron las protestas en Chile, donde al menos 70 de las 400 quejas contra la policía chilena (carabineros), fue por abusos sexuales. La aparición de la mimo Daniela Carrasco muerta tras su detención por carabineros y el asesinato de la periodista Albertina Martínez fueron también los detonantes para la performance “Un violador en tu camino”, sumado a que solo un 8% de los juicios por violación resultan con condena. Esta es la letra que está tomando las calles del mundo en las voces femeninas:

El patriarcado es un juez

Que nos juzga por nacer

Y nuestro castigo

es la violencia que no ves/

El patriarcado es un juez

Que nos juzga por nacer

Y nuestro castigo es la violencia que ya ves/

Es feminicidio

Impunidad para mi asesino

Es la desaparición

Es la violación/

Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni como vestía

Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni como vestía

Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni como vestía

Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni como vestía

El violador eras tú

El violador eres tú

Son los pacos/tombos/policías/puercos

Son los jueces

El Estado

El presidente/

El Estado opresar es un macho violador

El Estado opresar es un macho violador

El violador eras tú

El violador eres tú

Duerme tranquila

Niña inocente

Sin preocuparte del bandolero

Que por tus sueños

Dulce y sonriente

Vela tu amante el carabinero (en irónica alusión a un verso del himno de carabineros de Chile).

El violador eras tú

El violador eres tú

El violador eras tú

El violador eres tú

El espectro del feminismo recorre las calles y plazas del mundo. La consigna es la abolición del patriarcado que dé paso a una nueva dinámica de convivencia entre hombres y mujeres y entre hombres y todos los géneros. Como dijo Audre Lorde, el silencio no nos va a proteger. Estamos gritando y esperamos que al fin oigas.

Video Recomendado

Lazy loaded component