Cusco: denuncian irregularidades en concurso de Beneficencia

Vicios. Contraloría pidió información a la entidad por proceso CAS para contratar a 96 trabajadores. Un postulante denunció que la persona que ganó la plaza conocía las respuestas del examen, antes de dar la prueba

La Republica
GRAVE. Cuestionan contratación de personal en Beneficencia.

José Víctor Salcedo

La Sociedad de Beneficencia Pública de Cusco realizó una convocatoria para contratar a 96 trabajadores por la modalidad de Contratación de Administración de Servicios (CAS). El Proceso N.° 01-2019 culminó, aunque con varios puestos desiertos.

No obstante, en las etapas del concurso, se habrían cometido múltiples irregularidades. La postulante Katia Herrera Tarco denunció ante el Órgano de Control Institucional (OCI) y el Ministerio Público un supuesto tráfico de influencias. Otro postulante también detalló vicios similares.

PUEDES VER: Cusco: en obra para escolares de inicial e identifican irregularidades

Contraloría recibió las dos denuncias e inició la recopilación de información. Solicitó documentos a los funcionarios de la Sociedad de Beneficencia. En un tiempo razonable, definirán qué acciones tomarán.

La denuncia

Katia Herrera Tarco sostiene que uno de los postulantes, Humber Huillca Muelle, fue paralelamente secretario técnico y estuvo a cargo de levantar el acta para el concurso. Participó, además, en la instalación del proceso, recepcionó documentos y estuvo involucrado en la elaboración de los exámenes.

“Hecho que invalida el presente concurso en su totalidad y que muestra claramente lo direccionado que está este concurso”, especifica en su escrito Herrera.

Lo relevante es que Huillca Muelle se presentó al puesto profesional de abogado. Según Herrera, el día del examen escrito, Huillca probablemente ya tenía las respuestas, porque terminó en diez minutos. Uno de los que ganó una plaza es justamente Huillca Muelle, según los resultados.

Además, tanto Herrera como la otra denunciante aseguran que 33 ganadores del concurso venían trabajando en la Sociedad de Beneficencia Pública de Cusco. Se pidió la versión de la entidad mediante su oficina de prensa; sin embargo, La República no obtuvo respuesta.