Canal Vía: una obra que se ha convertido en el dolor de cabeza de los sullaneros

Desolador. Vecinos cuestionan trabajos que se vienen ejecutando en viaducto, como el cambio de losas, ya que no soportaría fuertes descargas de agua en tiempo de lluvias. RCC invierte más de 17 millones de soles en obra pluvial.

Obra cuestionada. Trabajos en viaducto no terminarían en noviembre próximo como señala el expediente técnico.
Obra cuestionada. Trabajos en viaducto no terminarían en noviembre próximo como señala el expediente técnico.

Piura. El principal viaducto con el que cuenta la ciudad de Sullana y que sirve para la evacuación de aguas pluviales en la zona urbana, se ha convertido en un serio problema para los sullaneros, y en especial para las familias que viven colindantes en los 2,8 kilómetros de su longitud. La situación se ha complicado luego que se iniciaran los trabajos de cambio de las losas de concreto, las mismas que quedaron seriamente deterioradas por el último periodo pluvial que soportó el norte.

Las deficiencias que se presentan en la obra denominada “Rehabilitación de las losas de concreto del canal Vía” saltan a la vista. Los desagües de los domicilios han colapsado y discurren a lo largo del canal, a ello se suma las aguas de regadío del dren Cieneguillo, que han causado más de un dolor de cabeza a los pobladores.

PUEDES VER Gestión de Acuña y Lozano bajo la lupa por crisis en Hospital Regional

Ante ello la empresa contratista Consorcio Primavera ha levantado un muro formando una canaleta a lo largo del viaducto, que no ha solucionado el problema, más bien lo ha empeorado, señaló Oscar Vegas Moreno, quien vive en la calle 3 del barrio Buenos Aires y donde las aguas servidas se han represado y rebasado.

Visita in situ

En un recorrido realizado por La República se observó la inmundicia que reina en la obra, no solo por las aguas que discurren sino por irresponsables moradores que arrojan basura, colchones, animales muertos. Incluso en la misma canaleta que se ha levantado, lo que provoca que las aguas residuales rebasen y discurran hasta terreno afirmado.

El panorama es desolador. Los vecinos deben convivir con olores insoportables que perjudican la salud pública por el estancamiento de las aguas, sumado a la basura y cúmulos de tierra que aún no ha sido retirada por la empresa .

“Si sabíamos que esto iba a ocurrir no habríamos permitido que saquen las losas, porque la medicina ha resultado peor que la enfermedad. Los trabajos se realizan sin ningún criterio técnico y los perjudicados somos todos nosotros”, dijo el vecino Carlos Albán.

Hacer el levantamiento del muro de ladrillo que debería evitar que las aguas se mezclen con el terreno que ya debe estar listo para el vaciado del concreto y formar los paños, no ha servido de nada. El adicional fue de 232 mil soles y fue asumido por la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (RCC).

Grave problema

Al respecto La República consultó con el gerente de Infraestructura de la municipalidad de Sullana, Arturo Ramos Rivas, quien indicó que los graves problemas que se presentan en la obra son porque lamentablemente no se realizó un buen expediente y hoy las consecuencias tienen que ser asumidas por la entidad.

Indicó que son cuatro bocacalles (calle Tres, transversal Piura, Callao y Tarapacá) que cruzan el canal Vía, donde se registra un colapso de tuberías domiciliarias, lo que perjudica los trabajos y a pesar que han cursado cartas notariales a la EPS Grau, quien administra el alcantarillado, esta empresa no asumirá el costo del cambio de la tubería de asbesto, por lo que la comuna deberá desembolsar unos 89 mil soles.

“Ante la falta de acción de la EPS Grau, nosotros asumiremos el gasto para el cambio de cuatro tuberías antiguas que cruzan el canal Vía y que con el afloramiento de aguas afectan los trabajos. Vamos a realizar la cotización de las tuberías que son de material de asbesto cemento y que están ubicadas de manera superficial en cuatro bocacalles. Tenemos que dar solución para que la obra continúe”, explicó Ramos Rivas.

Otro adicional

Asimismo el funcionario edil indicó que se ha solicitado otro adicional deductivo para el cambio de una tubería y evitar que las aguas de regadío sigan discurriendo por el canal, el cual debe ser aprobado por la RCC para que se desembolse el dinero.

“En el expediente se habla de una tubería de 12 pulgadas, de un diámetro de 30 cm, esto no va a ayudar en nada con el problema del embalse del dren. Nosotros hemos hablado con los integrantes de la Comisión de Regantes de Cieneguillo, pero tampoco hay respuesta, por lo que hemos propuesto una tubería de 20 pulgadas, con diámetro de 50 cm., y buzones de control cada 60 metros. También contempla el mejoramiento de suelos en algunos tramos del canal, donde se ha detectado un nivel alto de capa freática”, sostuvo Arturo Ramos.