EN VIVO - Perú vs. Egipto: sigue en directo el duelo por el Mundial de Voleibol sub-18
EN VIVO - Barcelona vs. Granada: mira el minuto a minuto del partido por LaLiga

Shipibo-konibos piden al gobierno iniciar las obras en Cantagallo

La Republica

Hoy marchan ante retrasos. Dos años y medio después del incendio que afectó a 238 familias, aún no se construye complejo habitacional. Sesenta niños han abandonado escuela intercultural.

Dos años y medio después del incendio que afectó cerca de 500 viviendas en la zona de Cantagallo, en el Rímac, la comunidad shipibo-konibo exige al gobierno comenzar de una vez la construcción de un complejo habitacional en dicha área, la cual hoy luce abandonada, sin maquinarias ni obras.

Es así que hoy las 238 familias de la comunidad –la primera nativa urbana en el Perú– realizarán una marcha desde Cantagallo hasta la sede principal del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS), ubicada en San Isidro. Esta cartera, que asumió el proyecto ante la falta de acción de la municipalidad de Lima, se comprometió a comenzar con las labores en julio del 2017, marzo del 2018 y, finalmente, según un último cronograma, abril de este año; de tal manera que el complejo debía estar listo en octubre próximo.

PUEDES VER Feria artesanal Shipibo - Conibo expondrán en Parques Zonales [FOTOS]

Sin embargo, en la zona de Cantagallo no se han desarrollado obras desde hace más de año y medio cuando se retiró el desmonte, según denuncia la Asociación Comunidad Shipibo Konibo. "Exigimos que comiencen con la construcción. Todo está retrasado, el Gobierno no cumple y la comunidad está dividida", detalla su vocero Vladimir Inuma, quien advierte que algunas labores vinculadas a los servicios de esparcimiento, parques, veredas y saneamiento acaban de ser incluidas en el programa multianual de inversiones del sector Vivienda, pero para el periodo 2020-2022.

Dentro del pliego de reclamos dirigido al presidente Martín Vizcarra, piden acelerar la construcción del proyecto, priorizando la titulación y la instalación de servicios básicos.

También solicitan garantizar el pago del bono de 500 soles para que sigan alquilando habitaciones mientras esperan el término de las obras del complejo. Hay que recordar que en marzo pasado, el concejo metropolitano aprobó ampliar la entrega del subsidio por un año.

PUEDES VER En penal Río Seco hay más de dos mil internos con prisión preventiva

Otro pedido es instalar un servicio de movilidad para que los niños de la comunidad puedan trasladarse a su escuela bilingüe, la cual –tras el incendio de noviembre del 2016– fue reubicada en el jirón Virú, en el Rímac, y donde la inseguridad y la lejanía provocaron que 60 niños abandonen la institución. "Ese colegio ha sufrido más de cuatro robos. Las madres prefieren ya no enviar a sus hijos y trasladarlos a los colegios regulares", dicen.

Hasta el cierre de esta edición, el ministerio de Vivienda no brindó detalles de las obras. 

Se movilizarán a San Isidro

- Hoy, desde las 8 a.m., la comunidad partirá de Cantagallo al parque San Martín de Porres, cerca de la Av. Canaval y Moreyra, en San Isidro. Esperan ser recibidos por representantes de Vivienda.

- Otro pendiente es la reducción del área de los lotes, lo cual será visto por el concejo metropolitano. Esto también generó la demora en las obras.