La vida y salud de gestantes y neonatos están en peligro

La República
2019 M02 13 | 03:07 h

Lambayeque. Se detectó que en 20 servicios obstétricos de los establecimientos de salud hay deficiencias en infraestructura y logística. También faltan medicamentos.

La Defensoría del Pueblo a través de una supervisión detectó que la vida, la salud y la integridad de las mujeres en estado de gestación y de los neonatos están en riesgo. Los resultados de la inspección en los establecimientos de salud materno-infantiles en la región Lambayeque no son alentadores, pues se encuentran en malas condiciones en logística, infraestructura y hay carencia de medicamentos. Este problema se evidenció en la gestión del ex gobernador regional, Humberto Acuña Peralta.

Con el Oficio n.º 111-2019, el jefe de la Oficina Defensorial de Lambayeque, Julio Hidalgo Reyes, informó a la actual autoridad regional, Anselmo Lozano Centurión, sobre las condiciones deficientes que operan específicamente en los 20 servicios de atención obstétrica y neonatal. Exigió se tomen acciones de inmediato.

PUEDES VER Reforzarán 1.230 escuelas en riesgo por lluvias en el norte

La diligencia se realizó durante el mes de noviembre de 2018. El objetivo fue verificar la aplicación del documento técnico: “Estándares e Indicadores de Calidad en la Atención Materna Perinatal” y el cumplimiento de la directiva sanitaria para la evaluación de las funciones obstétricas y neonatales.

Realidad

De esta manera, la Defensoría del Pueblo priorizó su trabajo en el equipamiento, disponibilidad de medicamentos e insumos, condiciones de los ambientes, capacitación del personal y las referencias de los pacientes a los hospitales.

De los 20 servicios supervisados, 13 se ubican en la provincia de Chiclayo y 7 en la provincia de Lambayeque.

La comisionada Evony Gómez Córdova enfatizó que hay  insuficiencia y deterioro de los equipos médicos, lo que afecta la atención y hace deficiente el servicio de salud.
Por ejemplo dijo que las camillas ginecológicas en la sala de trabajo de parto y recuperación están malogradas.no tienen pierneras y las ruedas están deterioradas. Esta problemática se presenta en los establecimientos de salud de Reque, Toribia Castro, Pimentel, Cerropón, Monsefú, Mórrope, Salas y El Bosque (La Victoria).

Cabe indicar que en el último lugar en mención la Defensoría constató que la camilla de recuperación se apoya en un ladrillo y la mesa de parto tiene las bases oxidadas.
En tanto, el establecimiento de salud del distrito de Íllimo no tiene camilla ginecológica. Aunque eso no es todo, pues en los centros de salud de Paúl Harris, Cerropón y Monsefú se encontraron colchones deteriorados, así como los asientos de espera malogrados.

Igualmente, se encontró una incubadora nueva en desuso en el establecimiento de salud de Pimentel. También encontraron tensiómetros inoperativos, tal como ocurre en  el establecimiento de salud de Cerropón.

Hidalgo remarcó que en el centro de salud de Cerropón la lámpara de rayos ultravioleta para esterilización está inoperativa. Lo mismo sucede con la ambulancia en los establecimientos de salud de Toribia Castro y Olmos. Incluso se detectó que no hay sábanas para las camillas en el área de puerperio y dilatación en todos los centros de salud, a lo que se suma el escaso presupuesto para las visitas domiciliarias a las gestantes.

Insuficientes medicinas

La Defensoría verificó que no hay medicamentos, como lidocaína (anestésico local), sulfato de magnesio, expansores plasmáticos, oxitócicos (fármaco que estimula la contracción uterina), glucanato de calcio al 10%, metidolpa de 250 gramos, nifedipino de 10 gramos en tabletas.

La Defensoría del Pueblo sostuvo que el establecimiento de salud de Paúl Harris requiere fitomeneidona, que es la vitamina K1 pata controlar la hemorragia.

Solicitan intervención de Susalud ante el problema detectado

Respecto a las condiciones inadecuadas de los ambientes de los servicios obstétricos, Évony Gómez precisó que en el centro de salud del distrito de Reque las conexiones de agua y alcantarillado han colapsado. Mientras en el establecimiento de salud de Reque hay restricciones del servicio de agua.

En el centro de salud de José Olaya hay filtración de agua en el techo y la pared. No hay personal de limpieza en el establecimiento de salud de José Leonardo Ortiz y las referencias de los pacientes a los hospitales demoran mucho.

Como consecuencia de este problema, la Defensoría remitió el documento a la Superintendencia Nacional de Salud para que intervenga ante el problema.