EN VIVO - Pleno debate proyectos para definir el futuro de los restos de Abimael Guzmán

Piden mayor atención del gobierno a los conflictos sociales en Cajamarca

La Republica
Abraham Ibanez

Sergio Sánchez Ibáñez, advierte que por ahora está en proceso de maduración oposición a mineras. Tema debe prevenirse antes que estallen.

El reconocido ambientalista, Sergio Sánchez Ibáñez, pronosticó un clima sombrío para los próximos meses en Cajamarca, por los conflictos sociales a punto de desatarse, debido a la férrea oposición minera, pidiendo al gobierno central le preste mayor atención.

“El clima social se puede romper en Cajamarca, tenemos tres sectores identificados en temas de conflictos, uno en Cajamarca, como el caso de Combayo, por el tema del agua, y la zona de Yanacanchilla, con los mineros informales, en Bambamarca con Gold Fields, en Chugur asociados a los reclamos de siempre y en San Pablo, con las exploraciones del proyecto Lorena. San Pablo y San Marcos, son las únicas provincias donde a pesar de haber concesiones, y proyectos donde no se ha iniciado ninguno, básicamente por rechazo de la población”, reveló a La República.

PUEDES VER Cajamarca: realizan reuniones para prevenir el dengue en Jaén

Sánchez, dijo que siempre al inicio de nuevas gestiones, las autoridades buscan validar el posicionamiento con el cual ganaron una elección, apoyando las movilizaciones de rechazo a las mineras,

Agregó que la desatención de las autoridades o las mesas técnicas, no funcionan en los últimos ocho años hubo 30 mesas técnicas, que no llegaron a ningún resultado, como el caso de Conga, que no tuvo atención a tiempo, ya cuando reventó, recién se pusieron a ver el problema.

El experto, precisó que se une San Pablo, Bambamarca, y Cajamarca, se configura a futuro un proceso de maduración, en el concepto de conflictos, que puede llegar a una escalada en febrero y convertirse en un conflicto de confrontación en marzo, que no queremos, por eso llamamos la atención a las autoridades que le presten interés a estos asuntos con seriedad, a los ministerios, que les den los presupuestos que hagan los estudios necesarios, y la gente esté tranquila, si estos estudios determinan que hay un tipo de afectación, ahí les cae la sanción, pero normalmente ninguna empresa es sancionada porque en el caso de la Autoridad Nacional del Agua, no tiene presupuesto para hacer los estudios.