A un año de la muerte de Ivo Ivancovich, su familia sigue buscando justicia

Drama. Joven de 35 años murió tras ser detenido por serenos y policías en San Borja. La familia aseguró que no descansarán hasta que los culpables sean castigados.

Drama. Joven de 35 años murió tras ser detenido por serenos y policías en San Borja. La familia aseguró que no descansarán hasta que los culpables sean castigados.

Pasó un año de aquella noche en la que Ivo Ivancovich Andía (35) terminó muerto al ser detenido en forma violenta por un grupo de serenos y policías de San Borja. Lo ocurrido el 11 de octubre del 2017 quedó registrado en un video filmado por su amigo Alejandro Flores y compartido en redes sociales.

Las imágenes revelan a Ivancovich reducido, en el suelo, recibiendo golpes de un sereno. Para su familia no hay dudas de que fue torturado.

Maia, hermana de Ivo, considera que la causa que ve la Cuarta Fiscalía Supraprovincial de Lima, a cargo del doctor Enrique Valdivia, donde se involucra a los presuntos responsables, podría elevarse a juicio, pero desde entonces sus defensas han planteado una queja tras otra en una estrategia clara de dilatar el proceso.

“No descansaremos hasta encontrar justicia, a mi hermano lo mataron y los culpables tiene que pagar con todo el peso de la ley”, refirió el familiar.

Tenía 42 lesiones

Quienes lo intervinieron fueron identificados como los serenos Ántero Castro, Arnes Jiménez, José Ubaldo y Freddy Granados. También los suboficiales PNP Fredy Quintanilla Legua, Jaime Martín Mendoza Ruiz, Teobaldo Neyra Atahui y otros tres agentes.

Ivo presentaba 42 lesiones. Según la investigación, hubo inclusive la intención de pasar el caso como un accidente de tránsito.

No obstante, los peritos en criminalística consideraron que hubo excesos en el uso de la fuerza por parte del personal. Las autoridades negaron haberse excedido.

Noble y solidario

Ivo y sus dos hermanos mayores habían heredado de su madre un terreno valorizado en un millón de dólares, pero él trabajaba como repartidor de pizzas. Soñaba con poner una sanguchería propia.

Era un hombre muy noble, sencillo, solidario, alegre. La muerte de su mamá, en enero del 2016, lo deprimió. Ivo salió adelante por su hija Flavia.

"Quienes le ocasionaron la muerte sabían bien lo que hacían, nosotros solo queremos un juicio justo, que este crimen no quede impune", dijo Melissa Mantilla, la madre de Flavia.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO