- Yenifer Paredes se entregó y permanece en la Diviac
Sexualidad

Sillón tántrico: ¿cuáles son la poses más excitantes y satisfactorias?

El sillón tántrico es el implemente perfecto para practicar las posturas más apasionantes del kamasutra. Conoce aquí cuáles son las posiciones más estimulantes para realizar con tu pareja.

Descubre qué poses son las más satisfactorias para realizarlas sobre un sillón tántrico. Foto: Diario AS/referencial
Descubre qué poses son las más satisfactorias para realizarlas sobre un sillón tántrico. Foto: Diario AS/referencial
La República

¿Alguna vez te has visto un sillón tántrico en algún establecimiento de hostelería o lo tienes en casa y no sabes cómo sacarle el máximo provecho? Gracias a este mueble, no solo podrás encontrar comodidad y resistencia, sino también mucho placer en la intimidad porque podrás realizar las posturas más difíciles del kamasutra.

Conoce, a continuación, las disposiciones más excitantes y satisfactorias que puedes realizar en el sillón tántrico.

¿Cuáles son la poses más excitantes y satisfactorias?

1. Martilleo o la amazona:

En el martilleo, una de las personas se acuesta recargando su espalda en la parte alta del sillón. Es decir, se sienta en la parte del medio, cerca a la curva baja. La otra parte se sube y se sienta de frente. La parte que sostiene puede recargar su espalda o acercar su pecho hacia su pareja.

Pose martilleo. Foto: captura de Flamingo SX

La ventaja de esta pose es que brinda comodidad a ambas partes, ya que hay un soporte en la espalda. También tiene mayor libertad a la persona que va encima porque puede moverse más libremente. En el caso de que sea una mujer, le permite estimular el clítoris.

2. Sumisión

En la sumisión, una de las partes deberá mantener la posición igual que la amazona. La pareja deberá rotar y ponerse de espaldas. Con esta ubicación, se estimulan diferentes partes erógenas.

Pose sumisión. Foto: captura de Flamingo SX

3. Atrapada

Para lograr la atrapada, la pareja deberá tumbarse boca arriba. Mediante esta postura la pareja puede estimularse mutuamente y excitar el uno al otro.

Pose atrapada. Foto: captura de Flamingo SX

4. La doma

En la doma, una de las partes deberá ponerse debajo de su pareja, la cual debe sentarse en su encima. Aquí no hay recargamiento de por medio, por lo que puede requerir un mayor esfuerzo.

Pose la doma. Foto: captura de Flamingo SX

5. Misionero

Con ayuda del sillón, se puede adquirir una ubicación diferente a la del misionero convencional. Por ejemplo, si se hace en la parte baja del sillón, una de las partes deberá hincarse ante su pareja. Si una de ambas se acuesta en la parte alta, entonces su pareja estará parada.

Pose el misionero. Foto: captura de Flamingo SX

6. Salvaje

Aquí una de las partes se recarga en la parte alta del sillón y su pareja va a tomarla de sus tobillos. La persona que esté en la parte superior del sillón solo se apoyará con sus manos y su pecho recargado. De igual manera, estará tomada de las piernas y en el aire. Su pareja estará boca abajo y también estará viendo al frente.

Pose salvaje. Foto: captura de Flamingo SX

7. Deleite

Para lograr el deleite, una de las partes se sienta en la parte de abajo del sillón y encoge sus rodillas. Hará un poco de fuerza en el abdomen, puede apoyarse con sus brazos y tomar impulso del sillón. Su pareja se pone delante y arrodillado.

Pose deleite. Foto: captura de Flamingo SX

8. Fusión

En la fusión, ninguno se encuentra dominando como tal: ambos pueden lograr aquí tener la misma estimulación o al mismo nivel. En esta disposición, ambos están boca arriba. Uno hacia la parte alta y otro hacia la parte baja.

Lo más cómodo es que quien tenga mayor fuerza esté abajo. Aquí pueden ambos llevar el ritmo, o bien solo uno de los dos manejarlo y el otro seguir.

Pose fusión. Foto: captura de Flamingo SX

Consejos para tener antes y después del sexo

Recuerda que si vas a incorporar juguetes a la experiencia, debes hacerlo siempre teniendo en cuenta las respectivas pautas de higiene antes y después del sexo. La idea es que los juguetes maximicen las sensaciones de disfrute, no que causen molestias o incomodidades que además puedan poner en riesgo la salud.