AHORA - Pedro Castillo viaja a Amazonas para atender emergencia tras fuerte sismo EN VIVO - Sigue el minuto a minuto del Chelsea vs. Manchester United por la Premier

Cleopatra, la primera mujer en usar un vibrador femenino

¿Sabías que los consoladores es uno de los juguetes sexuales más antiguos? Aquí te explicamos más sobre este artículo que causa furor entre el público femenino.

El origen del vibrador se remontaría desde la época del Antiguo Egipto. La primera en usarlo fue Cleopatra. Foto: difusión.
El origen del vibrador se remontaría desde la época del Antiguo Egipto. La primera en usarlo fue Cleopatra. Foto: difusión.
La República

Hoy más que nunca, la importancia del placer femenino es uno de los temas más relevantes en los movimientos feministas, ya que durante siglos a las mujeres se les educó para reprimirlas y callar sus sentires. Sin embargo, ahora son más las que están dispuestas a explorar y experimentar - sin restricción alguna - cada parte de sus cuerpos.

Para ello, los juguetes eróticos se han convertido en grandes aliados en su travesía por alcanzar el placer, y especialmente al orgasmo. Uno de ellos es el vibrador, que ha sido uno de los fieles compañeros de las mujeres desde la época del antiguo Egipto, aunque no era usado exactamente como se hace en la actualidad.

PUEDES VER Satisfyer, el juguete sexual que causa furor entre las mujeres [FOTOS]

Origen del vibrador

De acuerdo al psiquiatra y antropólogo, Philippe Brenot, el vibrador fue utilizado por primera vez Cleopatra, que consistía en un rollo de papiro que contenía en su interior abejas vivas y revoloteando, y que lo hacía vibrar cerca de su zona íntima para tener placer sexual.

En 1880, el médico británico Joseph Mortimer Granville, fue el encargado de crear el primer vibrador tal y como lo conocemos hoy en día, a fin de combatir la llamada ‘histeria femenina’.

Lazy loaded component

En ese entonces, el deseo sexual femenino reprimido era considerado una enfermedad, que se presentaba con los siguientes síntomas: dolor de cabeza y cuerpo, ataques de llanto y risa, pesadez, insomnio, espasmos musculares y hasta ceguera.

Al poco tiempo, empezaron a crearse los vibradores con pilas eléctricas; sin embargo, para utilizarlas era necesario ir a un consultorio médico. Por esa razón, entre 1980 y 1910 empezaron a venderse los de consumo doméstico.

Fue recién hasta 1952, en que la Asociación Americana de Psiquiatría declaró que la histeria no era una enfermedad.