LO ÚLTIMO - Congreso: aprueban citar al primer ministro Aníbal Torres
Se instalan comisiones para el periodo 2022-2033 del Congreso
Política

Fiscal Rafael Vela: “Con el divorcio de Keiko Fujimori, Mark Villanella puede irse del Perú”

En perspectiva. Coordinador del Equipo Especial evalúa la situación procesal del todavía cónyuge de la excandidata presidencial luego del anuncio de la separación de los esposos.

Pantalla. La separación de Keiko Fujimori y Mark Vito Villanella impactará en el proceso. Foto: difusión
Pantalla. La separación de Keiko Fujimori y Mark Vito Villanella impactará en el proceso. Foto: difusión
Doris Aguirre

Durante la investigación fiscal, Keiko Fujimori y Mark Vito Villanella actuaban como una pareja indisoluble, unida sólidamente, y no solo ante las cámaras sino también ante la justicia. El anuncio de la separación, que se produjo justo cuando el fiscal José Domingo Pérez se encuentra fundamentando la acusación contra Keiko Fujimori como cabecilla de una organización criminal, y Mark Vito Villanella, como cómplice, impactará en el caso.

De acuerdo con el coordinador del Equipo Especial, el fiscal superior Rafael Vela, al divorciarse, Villanella dejará de tener arraigo, y como cuenta con pasaporte estadounidense y no enfrenta impedimento de salida del país, podría abandonar el Perú. El 11 de febrero de 2019, un tribunal presidido por el juez César Sahuanay Calsín revocó la restricción que tenía Villanella para dejar del país.

“(Con el divorcio), lo que varía es la dinámica del vínculo familiar, porque ellos se han presentado ante las autoridades como un matrimonio, con lo que (Villanella) tenía arraigo, tenía dónde vivir y dónde ubicarse”, explicó Vela.

“Con la separación, cambia la situación. Porque en el caso peculiar de Villanella, es un extranjero y tiene la aptitud y la posibilidad de dejar el país con facilidad, porque tiene pasaporte norteamericano, por lo que, sencillamente, podría irse del país”, señaló Vela.

La pareja se encuentra bajo investigación por diversos casos en la Fiscalía. Foto: La República

Según el coordinador del Equipo Especial, la pareja siempre rechazó la imputación de peligro de fuga porque, como esposos, constituían una familia con arraigo. La separación plantea el fin de ese arraigo.

“Cambia el arraigo porque ellos se han presentado como que no hay un riesgo de fuga porque son una familia constituida en el Perú. Es un cambio dramático porque Villanella es un ciudadano extranjero, aunque tenga la doble nacionalidad. El todavía esposo de Keiko Fujimori no ha dejado su nacionalidad estadounidense”, precisó el fiscal superior Rafael Vela.

Preguntado si el fiscal Pérez podría requerir el impedimento de salida del país, al haber cambiado la situación de Villanella, Vela respondió: “El caso puede ser observarlo por la fiscalía, considerando la inminencia del próximo juicio (a Fujimori y Villanella)”, apuntó Vela.

No descartó que en la etapa intermedia del proceso, el juez podría analizar la eventualidad del impedimento contra Villanella para abandonar el Perú.

Aunque Keiko Fujimori al anunciar su separación afirmó que Villanella había “sufrido una terrible persecución solo por ser mi esposo”, las imputaciones planteadas por el fiscal José Domingo Pérez acreditan la gravedad de la complicidad individual del estadounidense.

La Fiscalía de la Nación ha solicitado 30 años y 10 meses de prisión contra Keiko Fujimori, así como 22 años y 8 meses para Mark Vito Villanella por el presunto delito de lavado de activos. Foto: composición Jazmin Ceras

Son tres los hechos fundamentales que protagonizó Villanella y que lo convierten en una pieza clave en el entramado de lavado de fondos recaudados supuestamente para las campañas presidenciales de su cónyuge:

1) El 10 y 12 de noviembre de 2015, recogió un total de US$160 mil de la fábrica Sudamericana de Fibras, de Juan Rassmuss Echecopar, al mismo lugar, y con la misma modalidad, que otros coacusados, como Jaime Yoshiyama, Augusto Bedoya, Pier Figari, Jorge Yoshiyama, Víctor Shiguiyama y la propia Keiko Fujimori. Esto es, Villanella fue parte de esta práctica de recojo clandestino de dinero en efectivo, que luego entregó a su esposa.

2) Colaboradores eficaces y testigos confirmaron que Villanella acompañó a su esposa en las reuniones que sostuvo con miembros del Club de la Construcción, en las que los asistentes abonaban dinero en efectivo que luego se le entregaba a Villanella.

3) En las mismas reuniones también participaban empresarios como Julián Siucho Dextre y José Sam Yuen. Estas mismas personas contratarían a la empresa de Villanella, MVV Bienes Raíces, para la compra y venta de terrenos de uso industrial, por el que recibía una “comisión”.

La fiscalía postula que estas transacciones inmobiliarias eran una modalidad de lavado del dinero que Keiko Fujimori, Villanella y sus cómplices recogían de sus aportantes clandestinos. Una parte se ingresó en las cuentas del partido mediante falsos aportantes, pero se desconoce qué hicieron con lo demás, con lo más abundante.

Incluso la fiscalía ha conseguido los testimonios de empresarios quienes, según Villanella, lo contrataron para la compraventa de inmuebles y que le pagaron “comisiones”. Pero estos han manifestado que si bien es cierto Villanella les ofreció sus servicios, nunca llegaron a ningún acuerdo. Esto demostraría que el negocio de MVV Bienes Raíces sería una gran simulación.

Estos hechos los hizo personalmente Mark Vito Villanella. Es imputado por sus propios actos, no por ser esposo de Keiko Fujimori.

Por propia voluntad

El fiscal Pérez acreditó que Villanella no fue acusado por ser esposo de Keiko Fujimori, sino por sus propios actos.

Mark Vito Villanela y Keiko Fujimori.

Mark Vito Villanela y Keiko Fujimori.

Mark Vito Villanela y Keiko Fujimori.