Javier Bedoya de Vivanco: "La justicia tendría que equivocarse tres veces"

Plataforma_glr
15 12 2011 | 21:15h

Jorge Loayza.

El autor del proyecto de ley que penaliza la difusión de comunicaciones privadas defiende su proyecto amparado en la privacidad de las conversaciones. Indica que la iniciativa surgió luego de que se difundieran  audios de Lourdes Flores en la campaña electoral a la alcaldía de Lima.

Cuando usted presentó el proyecto de ley el año pasado fue calificado como una 'Ley Mordaza'...¿por qué insistió?

Porque estoy convencido de la necesidad de poner freno a los excesos y a que no se respete la intimidad de las personas. Así como la Constitución establece en su artículo segundo el derecho a difundir la noticia, también establece el derecho de toda persona a que se respete su intimidad, su nombre y el bien de su familia.

Durante el Pleno usted puso como ejemplo el audio de la secretaria del magistrado del TC Ricardo Beaumont y dijo que no debió difundirse, pero ese caso es investigado por el Congreso.

¿Qué intervención tiene ahí el señor Beaumont? Es la llamada de un primo preguntándole a la secretaria en qué estado se encuentra un expediente en el Tribunal Constitucional. ¿Es eso delito? No lo es. No le veo ninguna responsabilidad. Él ha venido a la Comisión de Justicia y no se le ha encontrado responsabilidad.

Como en ese tipo de casos, no quedaría tan claro si en un audio hay delito o no...

Entonces lo determinará el Poder Judicial.

Pero el Poder Judicial se podría equivocar.

Hay tres instancias. Juez de primera instancia, Corte Superior y Corte Suprema. Hay tres instancias del Poder Judicial que podrían equivocarse, ¿pero los periodistas que difundieron la información no se equivocan?, no pues.

¿Usted presentó este proyecto de ley por la difusión del audio de Lourdes Flores en la campaña electoral  la alcaldía de Lima?

Fundamentalmente, sí.

¿Puede haber casos en los que se castigue penalmente a periodistas y se recorte la libertad de prensa?

No, no. No es una ley que esté orientada a recortar la libertad de prensa. Pero sí es una ley que está orientada a defender el derecho a la intimidad que tiene toda persona.

En todo caso, ¿que le diría a los periodistas que van a dudar de la imparcialidad de la justicia cuando se vea este tipo de casos?

Que respeten el derecho de los demás...

¿Está convencido de que esta ley va a 'encaminar' a la prensa?

No sé, la experiencia lo dirá.

¿Y en el caso que haya equivocaciones en las sentencias?

Bueno, (la justicia) se tendrá que rectificar.