ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales URGENTE - Pánico en Chile: reportan explosión y estampida en vagón del Metro de Santiago [Video]

General Tisoc desconoce autoridadde ministro Costa y nombra jefe PNP

Plataforma_glr

Mantienen las buenas maneras, pero el ministro Gino Costa y el director de la PNP José Tisoc Lindley sostienen un conflicto que podría derivar en la renuncia de uno de ellos.

Titular del Interior: "Tenemos opiniones divergentes"

El ministro del Interior, Gino Costa Santolalla, admitió que existen "opiniones divergentes con relación a las decisiones de retiro a nivel de generales" con el director de la PNP, general José Tisoc Lindley.
Reveló también que el general Tisoc nunca presentó su renuncia, documento que debía haber llegado a su despacho como ministro del sector. Pero fuentes de Palacio de Gobierno señalaron que la carta fue entregada al presidente interino Raúl Diez Canseco Terry.
Costa señaló que los cambios se llevaron a cabo respetando escrupulosamente los procedimientos establecidos.
"Normalmente las invitaciones al retiro ocasionan algún malestar, pero todo el mundo sabe que eran prerrogativas del presidente. Molestan, además, porque en algunos casos frustran las expectativas profesionales de algunos oficiales, pero ellos saben que pasar al retiro no significa ninguna sanción ni conlleva ningún despido", dijo.
El titular del Interior recalcó que los pases a retiro son parte de la prerrogativa presidencial y responden a las necesidades de renovar los mandos de dirección de la institución.
El ministro, quien declaró tras presentar en Chota la Ley de Rondas Campesinas promulgada en Lima por el presidente Alejandro Toledo, aseguró que el general Tisoc sabe muy bien que quien toma las decisiones es el Presidente de la República y el ministro que es responsable político del sector, a propuesta del director general de la PNP.
Costa reconoció que se registraron muchas especulaciones en torno a la presentación de la renuncia del director general de la Policía. Descartó, además, su propia dimisión al Ministerio del Interior. "Yo no tengo ninguna intención de renunciar y en ningún momento he contemplado siquiera la posibilidad de hacerlo", dijo.
El ministro reveló que ha conversado personalmente con el general Jorge Tisoc, quien aclaró que no presentó ninguna renuncia, considerando además que lo normal es que este documento se presente ante el despacho del ministro del sector. "El director me ha dicho que no va a renunciar", puntualizó.


En un acto desafiante, el director de la Policía Nacional del Perú, general José Tisoc Lindley, nombró y juramentó al Inspector General de la PNP, general Jorge Cateriano Portocarrero, en una ceremonia que contó con la participación de todos los jefes y la oficialidad de la institución.
Fuentes del Ministerio del Interior confirmaron que el titular del despacho, Gino Costa Santolalla, no fue informado de la designación, que se realizó mientras se encontraba en la inhóspita localidad de Cuyumalca, en Cajamarca, para presentar la recientemente promulgada Ley de Rondas Campesinas.
En dicho acto, coincidentemente, Costa reconoció que a raíz del proceso de ascensos y pases al retiro de oficiales de la PNP, mantenía "diferencias sustanciales" con el general José Tisoc. Voceros de la Policía Nacional indicaron que es atribución del director de la institución nombrar a los miembros de su Estado Mayor y a los oficiales a cargo de las más importantes unidades.
Sin embargo, las fuentes del Ministerio del Interior precisaron que si bien es cierto el general Tisoc tiene dicha prerrogativa, debe poner en conocimiento del ministro las designaciones, quien a su vez se lo comunica al Presidente de la República y ambos emiten una Resolución Ministerial.

DEBIó INFORMAR
"Dadas las circunstancias generadas por el proceso de cese de oficiales, el director de la Policía Nacional debió dar cuenta al ministro Gino Costa de su decisión, pero no lo hizo", indicaron las fuentes del despacho de Corpac. Con relación a un supuesto acuerdo que existiría entre el ministro Costa y el general Tisoc para nombrar juntos a los jefes policiales, las fuentes negaron la versión y reiteraron que el director de la PNP debió obrar de cualquier manera en coordinación con el titular del despacho del Interior.
"En todo caso, la designación del Inspector General deberá ser regularizada con una resolución suscrita por el ministro Costa y el presidente Toledo", dijeron las fuentes, dejando entrever que podría dejarse sin efecto el nombramiento del general Jorge Cateriano Portocarrero. El acto de rebeldía del general Tisoc representa un nuevo capítulo en la disputa que lo enfrenta al ministro Gino Costa Santolalla, por haber participado activamente en el cese de oficiales, entre los cuales se encontraban dos estrechos colaboradores del director de la PNP.
Antes de partir a Brasilia para la asunción del nuevo presidente Luiz Inácio "Lula" Da Silva, Toledo se reunió por separado con Costa y Tisoc para saldar diferencias, pero dejó para su retorno la solución final.

RESPALDO PRESIDENCIAL
Sin embargo, cuando se encontraba ausente del país, el general Tisoc repentinamente presentó su carta de renuncia al presidente interino Raúl Diez Canseco Terry, quien rechazó la dimisión y la trasladó al mandatario Toledo. En lugar de prescindir de un oficial que se oponía a las decisiones del ministro del sector, Toledo, quien le tiene estima y afecto al general Tisoc, prefirió mantener soterrado el conflicto creyendo que con el tiempo se disiparía. Pero empeoró.
Con la designación del Inspector General de la PNP, al margen del conocimiento de Gino Costa, el director de la institución dejó en claro que contaba con el respaldo del jefe de Estado para tomarse una atribución que desafía la autoridad del ministro del Interior. Aprovechando su viaje a Cuyumalca junto con el ministro Gino Costa, se suponía que Toledo iba a tratar el espinoso caso del general José Tisoc. Empero, el presidente no partió, y según la explicación en Palacio, fueron "razones de Estado" las que motivaron su ausencia. Costa se quedó solo.
El telón de fondo del conflicto entre Costa y Tisoc es una campaña de desprestigio contra el ministro del Interior y sus colaboradores, mediante la difusión de volantes que llegaron a verse incluso en los pasillos del Congreso. Los pasquines afirmaban que Costa "llenó de comunistas" el Ministerio del Interior, en alusión a algunas autoridades progresistas, como el viceministro Carlos Basombrío Iglesias, la procuradora Rosa Mavila León y la Defensora de la Policía Susana Villarán de la Puente, entre otros. La campaña es atribuida a sectores radicales de Perú Posible que pretenden copar el Ministerio del Interior y promueven al dirigente del partido oficialista Alberto Sanabria, actual director de Gobierno Interior del despacho de Corpac, para reemplazar a Gino Costa Santolalla.

NO HAY RESPUESTA
De acuerdo con fuentes de la Policía Nacional que asistieron a la ceremonia privada de asunción de mando del Inspector General, el director José Lindley aseguró a sus allegados que seguirá comandando esa institución tutelar. Resaltó que el presidente Toledo lo ratificó en el cargo, desestimando la solicitud de pase al retiro presentada hace unos días por el alto oficial. Y que en tales condiciones, decidió el nombramiento de las principales autoridades de la Policía Nacional.
Supuestamente en la reunión de Consejo de Ministros que se prolongó hasta la medianoche, Toledo iba a resolver el problema surgido entre Costa y Tisoc, pero todo el debate se concentró en el tema de la formulación de nuevas leyes antiterroristas, de acuerdo con el mandato del Tribunal Constitucional.