MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
QATAR 2022 - ¿Cuáles son los partidos de octavos de final y cuándo se juegan?
SEGUNDA VUELTA ELECCIONES REGIONALES - Revisa los horarios, locales de votación y más incidencias de la jornada
Política

Seguridad de Freddy Díaz protegió su despacho durante el ataque sexual a trabajadora

De acuerdo a la información a la que accedió La República, el suboficial PNP Jaime Tolentino Riquelme vigiló la oficina del congresista Freddy Díaz, pese a los gritos que se escucharon en el interior del despacho durante la agresión sexual.

El congresista Freddy Díaz señala que sí vio los mensajes de sus seguridad donde le decía que había una persona que lo buscaba. Foto: Congreso.
El congresista Freddy Díaz señala que sí vio los mensajes de sus seguridad donde le decía que había una persona que lo buscaba. Foto: Congreso.

El testimonio de Juan Rodríguez Huarancca, pareja de la mujer agredida por Freddy Díaz, señala que el agente de seguridad del congresista, el suboficial PNP Jaime Tolentino Riquelme, protegió el despacho del parlamentario durante el ataque sexual que se suscitó el pasado 26 de julio.

Según la información a la que accedió La República, en su manifestación ante la Segunda Fiscalía Suprema Penal, Juan Rodríguez menciona que, al promediar las 11.15 p. m., se acercó al despacho del congresista buscando a su pareja.

Sin embargo, al consultarle al agente PNP si su enamorada se encontraba en el interior, este último se negó a tocar la puerta y a preguntar.

El personal de seguridad me indica que desconocía si ella (la agraviada) se encontraba, por lo que le pedí que tocara nuevamente la puerta del despacho para cerciorarnos. Ante la negativa (…) insistí una vez más al personal de seguridad para que tocara la puerta, (y recibí) nuevamente su negativa”, dice Juan Rodríguez, quien añade que Tolentino cerró el acceso que daba con el despacho de Freddy Díaz para pedirle después que se retire del lugar.

La versión de Rodríguez toma mayor fuerza luego de que el efectivo Jaime Tolentino confirmara ante la Fiscalía que, cuando el hombre pidió hablar con Freddy Díaz para consultarle por su pareja, este se encontraba en el interior de su despacho.

“Como personal de seguridad, cumpliendo con mi función de prevenir y salvaguardar al parlamentario, procedo a tocar la puerta. Este último (Díaz) sale y me dice: ‘Ya salgo, Tolentino’. Yo giro y le refiero al señor (Juan Rodríguez)”, indicó el suboficial.

Gritos

Lo sorprendente de este caso es que Juan Rodríguez también refiere que escuchó gritos de una mujer que venían del interior del despacho de Freddy Díaz; no obstante, cuando consultó, el agente Tolentino le respondió que no escuchó nada.

Fue a la 1 de la mañana que, tras una llamada de emergencia que realizó Rodríguez, los agentes de seguridad del edificio subieron al quinto piso, pero, una vez más, el resguardo de Díaz que se encontraba en la puerta del despacho negó dichos ruidos.

Este no tuvo reparos en decir que dichos ruidos que eran voces que salían de un televisor que había quedado encendido.

“El hombre de seguridad del congresista se acercó y dijo que en el despacho había un televisor, como haciendo referencia a que el quejido se habría debido a ello, a lo que le dije que no era posible”, dijo Rodríguez.

Estado de ebriedad

Finalmente, a las 2 de la mañana (27 de julio), el congresista Freddy Díaz salió de su despacho y Juan Rodríguez Huarancca procedió a filmarlo con su celular, mientras que el suboficial Jaime Tolentino acudió a protegerlo.

“No logré ver ninguna dificultad”, dice Jaime Tolentino en su declaración tras ser consultado si notó que el congresista se encontraba en estado de ebriedad.

Pero, este relato sería falso, puesto a que Díaz señala ante la Fiscalía que, al salir de su despacho, tuvo que utilizar el pasamanos de las escaleras porque se encontraba en estado de ebriedad. “Me apoyo en el pasamanos de la escalera porque fácilmente pude haberme caído”, sentenció.

Canales de ayuda

Si usted ha sido o conoce a alguien que ha sido afectada o involucrada en hechos de violencia familiar o sexual, puede comunicarse de manera gratuita a la Línea 100 del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, que cuenta con un equipo especializado en “brindar información, orientación y soporte emocional”.

Además, la Línea 100 tiene la facultad de derivar los casos de violencia familiar o sexual más graves a los Centros de Emergencia Mujer o al Servicio de Atención Urgente. Este servicio atiende las 24 horas, todos los días del año (incluye feriados).