Tacna: las deudas que reclama la Beneficencia a la congresista Nieves Limachi

Caso. La parlamentaria fue desalojada en el 2019. Esa institución la declaró como ocupante precaria en el 2015, fueron a juicio por arriendo de 24 meses y justicia falló a favor de ella.

Demandada. Congresista sostiene que no reconoce esas deudas. Existe un fallo judicial que la favorece. Foto: La República
Demandada. Congresista sostiene que no reconoce esas deudas. Existe un fallo judicial que la favorece. Foto: La República
Liz Ferrer Rivera

Ayer se difundió en los medios locales el informe N°004-2021 del área de cobranza coactiva de la Sociedad de la Beneficencia de Tacna donde advierte que la congresista Nieves Esmeralda Limachi Quispe le debe a esa institución S/ 100.165 por concepto de alquiler impago de un predio por 74 meses y medio, penalidades, intereses y merced conductiva.

Fernando Jara Santos, presidente de la Beneficencia, reconoció que el informe sí fue elaborado por personal de su institución pero se cometió un error en el cómputo de la cifra, la cual sería mucho menor a causa de un fallo judicial que favorece a Limachi.

La historia de los problemas entre Limachi y la Beneficencia se remontan a noviembre del 2012. En esa fecha, se firmó el último contrato entre la Beneficencia y su familia por el alquiler de un predio ubicado en el Cercado de la ciudad, en la calle Bolívar, donde funcionó el bar resturante “Misky Taki”.

En el 2015, la Beneficencia declaró a los Limachi ocupantes precarios y se inició un litigio por el pago de 24 meses de arriendo que ascendía a 14.400 soles. La congresista afirmó que la deuda se generó porque la Beneficencia no aceptaba el pago, ya que no les renovaron el contrato en el 2013.

“(el predio) Lo ocupamos desde 2004, era un fumadero, sin luz, sin agua, sin piso, con solo una fachada. Nosotros nos demoramos un año en construirlo para abrir. De repente cuando ya tenía todo y estaba consolidado se presentaron 163 solicitudes para alquilarlo (en el 2013).”, detalló la congresista.

En dos instancias la justicia dio la razón a Limachi, rechazando el pedido de cobro de la Beneficencia. El último fallo, a raíz de un apelación, lo emitió el Segundo Juzgado Civil en agosto del 2020. En el documento la jueza Rosalynn Mercado Díaz, sostiene que al darse por concluido un contrato y ser Limachi una ocupante precaria, no cabe el cobro de alquiler pero sí tiene el derecho a cobro de penalidades o la devolución de un monto similar a la renta.

En el 2019 la Beneficencia desalojó a Limachi de su predio. Fernando Jara sostuvo que se respetará el fallo judicial y solo se cobrará penalidades, las cuales según el contrato del 2012, deben de calcularse en 19 soles con 50 céntimos por cada día de demora en entrega del predio.

Por ahora su institución no ha hecho efectivo el cobro de penalidades pues aún no se ha elaborado el cálculo del monto exacto pese haber transcurrido más de un año desde el fallo del segundo juzgado.

Por otro lado, desde el año pasado la Beneficencia alquila una pequeña oficina a la coordinadora del despacho congresal de Limachi. Allí funciona la oficina de enlace de la parlamentaria en Tacna. ❖

Oficina de enlace alquilada

La congresista Limachi aseveró que alquiló una oficina a la Beneficencia ubicada en el segundo piso de la calle Zela 924 (por 400 soles mensuales) para que funcione ahí su oficina de enlace.

Sostuvo que la oficina de enlace es pequeña y no se permite a sus trabajadores hacer uso de los servicios higiénicos. Está evaluando retirarse de allí. Sobre el cobro de penalidades que haría la Beneficencia por el caso del Misky Taky, refirió que mientras no sea notificada, no podrá responder.