EN VIVO - Sigue el minuto a minuto de los premios The Best 2021

Investigación por la carretera IIRSA Sur podría extenderse hasta 2024

Equipo especial Lava Jato solicitó que se amplíe por 36 meses el caso por pagos irregulares a Odebrecht en el tramo 2 de la carretera Interoceánica Sur.

Fiscalía inició investigación por la carretera Interoceánica Sur en 2017. Foto: La República.
Fiscalía inició investigación por la carretera Interoceánica Sur en 2017. Foto: La República.
Alonso Collantes

La jueza Margarita Salcedo Guevara, del Quinto Juzgado de Investigación Preparatoria, tiene en sus manos la decisión de ampliar por 36 meses, hasta el 2024 aproximadamente, la investigación que dirige el equipo especial Lava Jato sobre el tramo 2 de la carretera Interoceánica Sur (IIRSA Sur).

Se trata de un caso que involucra la irregularidad de los pagos hechos al consorcio Conirsa (integrada por Odebrecht, Graña y Montero e ICCGSA) por conceptos de “soluciones técnicas”, un acta de trato directo y la adenda N°5 suscrita por diversos funcionarios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y Ositran en el gobierno de Alejandro Toledo.

Según el fiscal Hamilton Montoro, quien dirige el caso, hubo un perjuicio de US$57.389.711 al Estado, motivo por el que su despacho ha identificado los presuntos delitos de colusión agravada, negociación incompatible, asociación ilícita y cohecho en alrededor de 32 investigados, entre personas y empresas.

Puntos de la investigación fiscal.

Debido a que la investigación preparatoria del caso empezó en mayo de 2018 y se amplió por 36 meses más el 11 de octubre de ese año, el fiscal Montoro pidió que se amplíe por 36 meses más el caso para cumplir con diligencias pendientes.

Entre ellas faltan recabar una pericia contable, la inspección in situ del tramo 2 de la IIRSA Sur, solicitar el levantamiento de secreto bancario y bursátil de varios investigados, el apoyo de un experto en concesiones, recibir los testimonios de los implicados como Raúl Torres Trujillo, exdirector de Provías: los exejecutivos brasileños Jorge Barata, Luis Meneses Weyll, la conclusión de una pericia contable que inició en julio de este año, entre otras actividades.

PUEDES VER: Alejandro Toledo podría volver a una prisión en Estados Unidos

La magistrada Salcedo Guevara, tras escuchar el pedido del fiscal Montoro así como las oposiciones y allanamientos al requerimiento de ampliación por parte de las defensas de algunos investigados, anunció que decidirá en los próximos días si prorroga la investigación por 36 meses, por un plazo menor o descarta la petición.

Diligencias pendientes a desarrollar por la Fiscalía.

Cronología del caso

La etapa preliminar por el tramo 2 de la Interoceánica Sur (que va desde Urcos hasta Inambari) duró poco tiempo. Empezó el 3 de julio de 2017, sin embargo, se formalizó entre mayo y octubre de 2018.

PUEDES VER: Josef Maiman murió, pero su testimonio en proceso a Toledo mantendrá vigencia

Debido a la carga procesal del equipo especial Lava Jato así como los factores externos de la pandemia del COVID-19, las demoras en el desarrollo de pericias contables y de ingeniería, y el largo plazo de trámites en la Asistencia Judicial Internacional para recabar declaraciones de testigos importantes para el caso en Brasil, el fiscal Montoro pudo realizar más diligencias este año.

Primero en mayo, incorporando a Jorge Peñaranda Castañeda y los brasileños Luis de Meneses Weyll, Sergio Nogueira Panicalli y Edson Nogueira Lemos; mientras que en setiembre precisó hechos y amplió el caso para Gustavo Atahualpa Bermúdez, Raúl Torres Trujillo, Julio Escudero Mezo y José Gonzales Quijano.

Las soluciones técnicas que investiga la Fiscalía abarcan las áreas de Ocongate (en la que se le reconoció a la oncesionaria Conirsa US$10.316.927, pero cuyo pago debió superar apenas los US$2 millones), Hualla Hualla y Huayllayoc (en la que se pagó a las empresas consorciadas más de US$40 millones, cuando debía pagarsele US$11 millones).

PUEDES VER: Expresidentes Toledo y PPK serán testigos en el juicio contra Ollanta Humala

Esta línea de investigación está más enfocada en los responsables de firmas de adendas y modificaciones que permitieron a Odebrecht y a otras empresas generar ganancias ilícitas. Es distinto del caso IIRSA Sur (tramos 2 y 3) en el que están involucrados Alejandro Toledo y otros exdirectivos por concertar la adjudicación irregular del proyecto.