ALERTA - Bono 600: Hoy inicia pago de subsidio a familias con cuentas bancarias

Arequipa: Partidos políticos abren sus puertas solo para elecciones

Wilder Pari

wilder_app

07 Dic 2020 | 6:28 h
La Republica
Partido Aprista. Es una de las pocas organizaciones con local propio pero casi no tiene vida activa por la ausencia o desinterés de los miltantes.

Contrastes. Una marea de jóvenes copó calles y plazas para exigir el retiro de Manuel Merino del poder. La contundencia de esos actos lo consiguieron. Los partidos, de donde se eligen a los gobernantes, no tienen esa reprentatividad ni convocatoria.

El promedio nacional de asistencia para las elecciones internas de los partidos políticos fue del 5% de militantes. La región Arequipa no fue ajena. El partido de Ollanta Humala en esta ciudad no llegó ni al 1%. Para especialistas y algunos voceros de las organizaciones, la cifra refleja la escasa representatividad de estas agrupaciones. Lo crítico es que de estas agrupaciones saldrán los gobernantes para el periodo 2021-2026.

Una crítica recurrente a los partidos es su hermetismo. Las últimas elecciones internas no cambiaron la situación, la mayoría elaboró listas únicas, evitando la competencia interna mediante el sufragio. La conformación de estas planchas, reavivó las denuncias de otorgamiento de lugares preferenciales a gente de reciente militancia o a invitados, usualmente políticos tradicionales. Falta meritocracia y voz de las bases.

Es el caso de Podemos Perú, que enroló al recurrente candidato Marco Falconí. O Alianza para el Progreso, que reservó los tres primeros lugares a invitados externos. A nivel nacional, el vacado expresidente Martín Vizcarra, confirmó que irá como candidato congresal por Somos Perú, despertando la protesta de un sector de adherentes.

Antes de la pandemia, la mayoría de partidos daban pocas señales de vida. No tienen vida activa, carecen de sedes partidarias. Salvo el Apra, en el barrio de San Lázaro, el resto consignaba lugares sin visibilidad. Por ejemplo, el Partido Morado tiene un local en calle La Merced que pasa desapercibido. Acción Popular habita un ambiente prestado dentro de una cochera.

Sin embargo, los representantes de las organizaciones sostienen que normalmente desarrollaban reuniones semanales o quincenales y que luego de la pandemia, recurrieron a la modalidad virtual.

¿Dónde están los partidarios?

La baja participación en las internas, tiene una particular lectura para algunos representantes de los partidos: culpan a la Oficina Nacional de Procesos Electorales (Onpe). El secretario del Apra, Jorge Valderrama y el candidato del Partido Nacionalista, Víctor Polar, la culpan de no habilitar mesas en zonas que según ellos, tenían buena militancia. Se exigía un número mínimo de afiliados para colocar una mesa.

Al contrario, el secretario interino de Acción Popular en Arequipa, Mauricio Chang, ensaya una explicación global sobre la pobre asistencia: la baja institucionalidad de los partidos y al poco civismo de los militantes. Considera que las organizaciones debieron tener un mínimo de 50% de participación para legitimar a sus representantes. Por la lampa en Arequipa, votó un 9,35%, es decir, 741 partidarios de un total de 7 426 inscritos.

La actividad partidaria también es baja. Chang estima que solo un 20% de correligionarios tiene participación constante. En el caso del Partido Nacionalista, Polar sostiene que unos 100 militantes o “compatriotas” tienen vida activa. Pero en sus padrones, la organización de Ollanta Humala en Arequipa tiene 19 77 electores hábiles. ¿Dónde está el resto?

Para el abogado en derecho electoral Julio César Silva, la militancia inactiva se explica por la pobre convocatoria de las organizaciones. También, por la gente que se afilió cuando el partido estaba de moda y con posibilidades de éxito, para luego tentar algún puesto estatal, el llamado “tarjetazo”. Pero luego del proceso, no volvieron a aparecer. Polar indica que la mayoría de nacionalistas, se inscribió el 2011, año en que ganaron las elecciones presidenciales.

Silva remarca que las internas evidenciaron que los padrones no se condicen con la realidad. En consecuencia, los partidos se convierten en círculos cerrados y sus candidatos tienen escasa representatividad. “Con esa votación los candidatos no representan ni a sus afiliados”, refiere.

Pandemia suspendió reformas

Silva considera que la representatividad podría mejorar con las elecciones primarias: comicios de carácter obligatorio para todos los ciudadanos, donde se elegirán a los candidatos. Ya iba a regir en este proceso, pero fue suspendido por la pandemia del coronavirus y se le reemplazó por las internas. Se aplicarán recién para las elecciones regionales y municipales del 2022.

Para Mauricio Chang, las elecciones primarias -por su carácter obligatorio- pueden ser una motivación para que la gente empiece a interesarse por la política.

La pandemia suspendió otras medidas que normarán la vida de las organizaciones políticas, como el número mínimo de afiliados inscritos. La base exigida será de 24 800 militantes. Varios partidos deberán adecuarse al mínimo legal, como el Partido Morado, Podemos Perú, Frente Amplio, Juntos por el Perú o Fuerza Popular.