LO ÚLTIMO - Congreso: aprueban citar al primer ministro Aníbal Torres
Se instalan comisiones para el periodo 2022-2033 del Congreso
Política

“Espero no me electrocute”: Candidata de SN sobre su esposo que también es candidato

Elecciones 2020. Esposa del ex primer ministro Luis Solari, que postula junto a él al Congreso por el partido Solidaridad Nacional, respondió de esa forma al ser comparados con Alberto Fujimori y Susana Higuchi.

Luis Solari postula al Legislativo con el número 3 de Solidaridad Nacional. Foto: La República
Luis Solari postula al Legislativo con el número 3 de Solidaridad Nacional. Foto: La República
Política LR

La postulante al Congreso por Solidaridad Nacional María del Carmen Moscoso comentó este martes que espera no ser electrocutada por su esposo, Luis Solari, ex primer ministro durante el mandato de Alejandro Toledo y también candidato al Congreso por la misma lista electoral.

Durante una entrevista en RPP, la pareja fue comparada con la relación que sostuvieron Alberto Fujimori y Susana Higuchi, ya que, en 1995, mientras su esposo era el jefe de Estado, Higuchi intentó postular al Parlamento con Armonía Frempol, agrupación política cuya inscripción fue invalidada antes de los comicios.

“Espero que no me electrocute”, fue la respuesta de Moscoso Carrasco, cuya candidatura está registrada con el número 23 que presentó por Lima Solidaridad Nacional.

Lazy loaded component

En el 2000, Higuchi Miyagawa consiguió alcanzar un escaño en el Legislativo con el Frente Independiente Moralizador, opositor al partido que lideraba Alberto Fujimori. Tras la renuncia de este, y la convocatoria nuevas elecciones, fue reelecta por el mismo partido en el 2001.

El 29 de octubre de ese año, la entonces congresista reveló ante una comisión legislativa que sufrió dos torturas con electroshock mientras permanecía encerrada en el sótano del Cuartel General del Ejército.

“Sufrí tortura con electroshock en dos oportunidades: una en el año 1992 y otra en el año 2000. El electroshock fue luego de la denuncia de la ropa donada, luego del autogolpe, y dentro de esos cuatro meses que me mantuvieron encerrada en el Pentagonito (Cuartel General del Ejército), en el Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE), me torturaron con electroshock. Todavía pueden ser visibles ciertas huellas de quemadura hasta en la cara y en todo el cuerpo", declaró.

“Quizás mayo del 92. Y la otra fue específicamente el domingo 4 de junio del año 2000, en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) del Hospital Loayza, cuando ya era congresista electa, mas no congresista juramentada. Además, en muchísimas oportunidades y de distinta índole”, agregó a su testimonio.