Análisis. Óscar Burga afirmó que la Fiscalía debió advertir la competencia de un caso desde el inicio del proceso.
Análisis. Óscar Burga afirmó que la Fiscalía debió advertir la competencia de un caso desde el inicio del proceso.

Óscar Burga: “No al protagonismo en caso Los Temerarios”

Objetividad. Titular de Corte de Lambayeque remarcó que nadie es dueño del proceso y las resoluciones judiciales se respetan. Invocó a trabajar a favor de la institucionalidad y no por réditos.

La República
22 Ago 2019 | 7:39 h

Ysela Vega Huayambal

Bajo la premisa del fortalecimiento de la salud institucional, el presidente de la Corte Superior de Justicia de Lambayeque (CSJL), Óscar Burga Zamora, puso los puntos sobre las íes en el caso de la competencia del Juzgado Anticorrupción por la red criminal “Los Temerarios del Crimen”. El magistrado exhortó a dejar el protagonismo, las especulaciones y las comparaciones, tras las declaraciones del titular de la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada, Juan Carrasco Millones.

Burga Zamora, quien integró el Sistema Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios del Poder Judicial, remarcó que las resoluciones judiciales se cumplen, tras el pronunciamiento de la Primera Sala de Apelaciones, la que ordenó que el Expediente Judicial n.º 6984-2019, que comprende al exalcalde de la Municipalidad Provincial de Chiclayo (MPCh), David Cornejo Chinguel, sea de competencia del Décimo Juzgado de Investigación Preparatoria Permanente Especializado en Delitos de Corrupción y no del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria.

Caso

En ese contexto, precisó que no se trata de que el fiscal Carrasco –quien cuestionó la labor del juez anticorrupción Reynaldo Leonardo por el caso “Los Wachiturros de Tumán”– esté tranquilo o intranquilo, pues recalcó que “nadie es dueño del proceso”.

PUEDES VER Cornejo logró salirse con la suya en proceso a “Los Temerarios”

“Estas cosas no hacen bien a la administración de justicia porque no se debe juzgar a un magistrado por una determinada situación. Lo que se tiene que ver es la objetividad; además, las decisiones de los jueces se respetan y si se detecta un retraso se puede conversar con el órgano de control para que verifique y solucionar el problema”, anotó.

Agregó: “Como funcionarios en la administración de justicia no es bueno (en alusión a los cuestionamientos de Carrasco), igual para el Ministerio Público. Por favor, dejémoslo de lado y trabajemos en bien del sistema judicial”.

Incluso esgrimió que pareciera que salen muchas declaraciones de Carrasco Millones en los medios de comunicación, lo que –afirmó– no es bueno.

El juez superior enfatizó que todos los funcionarios públicos con los frutos de su trabajo deben decirle a la ciudadanía que algo están haciendo. “El Poder Judicial y el Ministerio Público estamos afectados de un descrédito y no podemos incentivarlo, debemos unir esfuerzos”, refirió.

Respaldo a Sala

El juez superior afirmó que no se puede dudar de la imparcialidad y objetividad de los jueces de la Sala de Apelaciones.

En buena cuenta manifestó que la jueza del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria, Cecilia Grandez, debe remitir el expediente al Juzgado Anticorrupción. “Un fiscal y un juez no pueden obviar las normas por más que un caso le dé réditos a su carrera”, aseguró.

Indicó que el colegiado superior al considerar que Grandez en su resolución n.º 6 (con la que declara improcedente la declinatoria de competencia solicitada por la defensa del ex burgomaestre) quebrantó el principio de congruencia, significa una llamada de atención para tener más cuidado al momento de resolver.

No obstante, recalcó que todos los magistrados deben actuar con idoneidad y objetividad.