Municipalidad de Lima tenía proyecciones de cuánto producirían los peajes cuando se los entregó a OAS

La República
24 Jun. 2019 | 02:59h

Meses antes de que se firmara el contrato de la Línea Amarilla, que le entregó los peajes de Lima a la constructora brasileña OAS, la Municipalidad de Lima tenía ya proyecciones de cuánto dinero habrían de producir estos peajes entre el 2009 y el 2013, cifras que resultaban superiores a las que la misma empresa de Leo Pinheiro había proyectado ganar una vez que se hiciera con la concesión, la cual se hizo efectiva en febrero de 2013.

De acuerdo a un reportaje del dominical Cuarto Poder, la Gerencia de Finanzas de la Municipalidad de Lima había proyectado que entre el 2009 y el 2013, los peajes le reportarían a la Empresa Municipal Administradora de Peaje de Lima (Emape) ganancias superiores a las que OAS había previsto ganar al presentar su propuesta.

PUEDES VER Luis Castañeda será interrogado este lunes por aporte de OAS

El 31 de mayo de 2009, OAS presentó a la Municipalidad de Lima su propuesta “Iniciativa privada para la concesión de la vía Línea Amarilla”.

El 11 de mayo de ese mismo año, según Cuarto Poder, la Gerencia de Finanzas de la Municipalidad de Lima le envió a Guiselle Zegarra, la funcionaria a quien el entonces alcalde Luis Castañeda Lossio había delegado para ver el tema de la Línea Amarilla, el informe N° 2009-05-536.

Este documento daba cuenta a Zegarra del estado de los peajes y los ingresos que percibía Emape. Además, presentaba las proyecciones de las ganancias que producirían —que estaban al alza— en cifras oficiales.

De acuerdo a este informe, se estimaba que los peajes irían a generar ingresos por S/. 183 millones el 2009; S/. 189 millones el 2010; S/. 196 millones el 2011; S/. 202 millones el 2012; y S/. 208 millones el 2013.

PUEDES VER Muñoz sobre Castañeda: “Tiene que responder por lo que se le imputa

Más tarde, el 2 de octubre de 2009, Zegarra le pidió Juan Blest García, entonces gerente municipal, que se adelantara la entrega de los peajes —estaban en calidad de prenda ante los bancos internacionales que habían comprado bonos municipales por S/. 250 millones— para febrero de 2013 y ya no para setiembre, como había estado planificado en un inicio, según Cuarto Poder.

El 22 de octubre de 2009, veinte días después de la petición de Zegarra, el Concejo Metropolitano de Lima aprobó la propuesta de OAS sobre la concesión de la Línea Amarilla.

Luego, el 12 de noviembre de ese mismo año, la Municipalidad de Lima firmó el contrato con OAS, el cual estipulaba que los peajes pasarían a ser administrados por Lamsac, empresa de su propiedad, en febrero de 2013, mes que coincidió con el pedido de Zegarra al gerente municipal de entonces.

Cabe señalar que el contrato de concesión fue firmado por Guiselle Zegarra en representación de la Municipalidad de Lima, por disposición del alcalde Luis Castañeda, y por Valfredo de Assís Ribeiro Filho, quien era representante de OAS en el Perú.

En respuesta a un cuestionario, Zegarra indicó a Cuarto Poder, sobre los ingresos que OAS proyectaba ganar y que plasmó en su propuesta a la Municipalidad de Lima, que la realidad de estos solo se ve cuando el proyecto ya es ejecutado.

Es decir, que es en el momento de la ejecución del contrato que se revisa si el costo de las obras efectivamente ejecutadas y los ingresos guardan proporcionalidad.

PUEDES VER UIF detecta transferencias sospechosas entre Castañeda padre e hijo

En tanto al pedido que le hizo al gerente municipal Juan Blest García de adelantar la entrega de los peajes para febrero de 2013, Zegarra indicó que no hubo ningún pedido de adelantamiento.

Por el contrario, Zegarra señaló que esa fecha estaba establecida en la propuesta de OAS.

Por último, indicó que el encargo que recibió de Luis Castañeda Lossio para firmar el contrato con OAS, fue una delegación de firma, más no de competencia. Es decir, que únicamente se dispuso que suscriba los contratos, o sea, que ella firmó pero que el responsable funcional era el mismo Castañeda.