Contraloría identifica perjuicio por S/ 38 millones en tramo 5 de Interoceánica Sur

Redaccionlr
21 03 2019 | 21:00h

Auditoría. Encontró irregularidades en suscripción de adenda y en ejecución de obras de la autopista Puno-Juliaca. También determinó presunta responsabilidad penal y administrativa de 13 funcionarios del Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Un perjuicio económico al Estado por cerca de S/ 38 millones a causa de irregularidades en la suscripción de una adenda y la ejecución de 50 kilómetros de la autopista Puno-Juliaca, con una inversión de S/ 295,16 millones, detectó la Contraloría. Estas obras forman parte del tramo 5 del Corredor Vial Interoceánica Sur, de 854 kilómetros, que une Arequipa, Moquegua y Puno.

La auditoría al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y al Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositran) también determinó la presunta responsabilidad penal y administrativa de trece funcionarios públicos que se desempeñaban en dicha cartera del Estado. Entre ellos, el exdirector de Provías Nacional Raúl Torres Trujillo, y el exjefe de la Oficina Técnica de Concesiones de Provías Nacional Heli Linares Hurtado.

PUEDES VER Procuradores Ramírez y Carrión responden a expresiones de García Belaunde

Adenda observada

La Contraloría señala que el MTC y la concesionaria del tramo 5 suscribieron la adenda número 3 e iniciaron la construcción de una segunda calzada paralela a la existente, incumpliendo la normativa sobre impacto ambiental sobre Asociaciones Público Privadas, y sin honrar el propio contrato de concesión.

Esta adenda se ejecutó aún cuando el estudio de ingeniería fue aprobado sin contar con certificación ambiental para prevenir impactos negativos en el medio ambiente y daños a restos arqueológicos como un camino prehispánico.

Asimismo, Transportes y Comunicaciones asumió el compromiso de entregar los predios necesarios para el inicio de la obra, a pesar de no contar con la disponibilidad de los mismos, ya que no había realizado oportunamente el saneamiento físico legal respectivo.

PUEDES VER Congreso suspende debate de interpelación a Zeballos hasta viernes a las 9 a.m.

Otro hecho que se ha identificado en la auditoría es la suscripción de un acuerdo temporal para iniciar trabajos preliminares de la segunda calzada, antes de que se haya suscrito la adenda, asumiendo obligaciones y compromisos no previstos en el contrato de concesión.

El ente de control sostiene que estas prácticas han ocasionado que hasta la fecha no se concluya la segunda calzada, y que se genere un sobrecosto y perjuicio económico de S/ 2 millones 508 mil por mayor reajuste de precios.

Además, otra observación indica que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones aprobó el costo directo del presupuesto de la autopista Puno-Juliaca en dólares, cuando en aplicación de los términos de referencia el presupuesto debía ser en moneda nacional. Incluso, en dicho presupuesto se admitieron partidas sin sustento técnico alguno y con mayores costos.

PUEDES VER San Isidro: Amenaza de Bomba causó pánico en centro empresarial [FOTOS]

Todos estos hechos generaron más pagos que constituyen un perjuicio económico al Estado por más de S/ 34 millones.

Finalmente, la Contraloría anota que Transportes y Comunicaciones aceptó y aprobó el estudio de ingeniería de la segunda calzada sin advertir deficiencias en el diseño geométrico de algunos elementos esenciales de la vía, afectando los niveles de servicio. La irregularidad también generó un sobrecosto y perjuicio por US$ 377 mil 508.

El informe de Contraloría ha sido notificado a los titulares del MTC y Ositran, así como a la Procuraduría Pública encargada de los asuntos judiciales de la Contraloría General, y al Órgano Instructor competente, para que inicien las acciones legales y administrativas correspondientes. 

PUEDES VER Jorge Ramírez: "Procuradores dependen del Minjus, no de Yeni Vilcatoma"

Corrupción en todos los tramos

Al respecto, el congresista Víctor Andrés García Belaunde señaló que la auditoría confirma lo que se ha dicho siempre: que hubo corrupción en todos los tramos de la Vía Interoceánica.

"La adenda fue la manera de sacarle la vuelta a la ley, a los presupuestos y a los contratos. Fue el instrumento perfecto de la corrupción para elevar los costos y los privilegios que tenían los que se adjudicaban un contrato", sostuvo.

Contó que hace cinco años presentó un proyecto de ley para que las adendas tengan sustento técnico y económico legal. Pero en ese momento se opuso la Asociación para el Fomento de la Infraestructura Nacional (AFIN) y los presidentes de las comisiones de Economía de entonces. "Lo he vuelto a presentar el año pasado", refirió.

 

a