En dos semanas se iniciará la construcción del aeropuerto de Chinchero

La República
h

Empresa Altesa se encargará de hacer movimiento de tierras para construir el aeropuerto en Cusco.

Con voz firme, el presidente Martín Vizcarra se dirigió al auditorio lleno y anunció el destrabe de la construcción del aeropuerto internacional de Chinchero, la obra más ambiciosa de los últimos años para Cusco y cuya paralización gestionó él mismo hace 18 meses, cuando fue ministro de Transportes y Comunicaciones de Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

“Comunico que en dos semanas empezamos la construcción del aeropuerto de Chinchero, en Cusco, nuestro principal destino turístico”, dijo Vizcarra, despertando aplausos de los empresarios asistentes a la CADE 2018.

PUEDES VER: Cusco: Proyecto de aeropuerto Chinchero comienza alzar vuelo

Y no solo ello. Como acallando las bravatas de un fiscal de la Nación que amenaza con investigarlo por la suscripción de una adenda al frustrado contrato con Kuntur Wasi, Vizcarra se adelantó: “Si hay algo que investigar, que se investigue todo lo que quieran sobre Chinchero”.

“Estamos a disposición, nosotros damos la cara, nunca nos escondemos, pero vamos a construir el aeropuerto de Chinchero. Es una necesidad del Cusco y del Perú, y tenemos que trabajar”, dijo.

A la espera

Con un arbitraje internacional a cuestas por US$ 264 millones tras cancelar el contrato con Kuntur Wasi, el Ejecutivo empezará a ejecutar los S/ 250 millones presupuestados para este año e iniciará la remoción de tierras en Cusco dentro de 14 días.

Hace 15 días, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) otorgó la buena pro a la empresa Altesa Contratistas Generales S.A. para iniciar la primera fase del movimiento de un millón de metros cúbicos de tierra en la zona del proyecto. Pero la remoción total abarcará más de 15 millones de metros cúbicos de terreno. La obra, como ya había anticipado el MTC, será construida bajo la modalidad de gobierno a gobierno y tiene a Reino Unido, Canadá, Turquía, Francia, Singapur, Corea del Sur y EEUU como interesados.