Tres bancadas le dan la espalda a la transparencia en el Congreso de la República

Secretismo. Grupos parlamentarios de Fuerza Popular, Apra y Peruanos por el Kambio envían al archivo una propuesta de reforma constitucional que establecía que los congresistas presenten en forma obligatoria y pública sus declaraciones juradas de intereses y sobre su patrimonio.

Secretismo. Grupos parlamentarios de Fuerza Popular, Apra y Peruanos por el Kambio envían al archivo una propuesta de reforma constitucional que establecía que los congresistas presenten en forma obligatoria y pública sus declaraciones juradas de intereses y sobre su patrimonio.

Once votos del Parlamento, de las bancadas de Fuerza Popular, el Apra y Peruanos Por el Kambio, fueron suficientes para enviar al archivo una propuesta de reforma constitucional que buscaba establecer que los congresistas presenten en forma obligatoria sus declaraciones juradas de intereses y sobre su patrimonio.

Esta iniciativa estaba incluida en el borrador del dictamen para el retorno al sistema bicameral, que fue sometido a debate en la Comisión de Constitución del Congreso.

La fórmula buscaba modificar el artículo 92 de la Constitución, para agregar lo siguiente: “Los congresistas deben declarar sus intereses y patrimonio en forma pública, conforme a ley”.

Tras un debate en el que destacaron los mensajes de oposición, la propuesta fue rechazada con los votos de nueve congresistas fujimoristas: Rosa Bartra, Milagros Takayama, Lourdes Alcorta, Héctor Becerril, Luis Galarreta, Mario Mantilla, Miguel Ángel Torres, Francisco Villavicencio y Tamar Arimborgo.

A ellos se sumaron los votos del aprista Javier Velásquez Quesquén y Juan Sheput, de la bancada Peruanos por el Kambio.

Precedentes

La propuesta sobre la presentación de la declaración jurada de intereses fue incluida en el borrador del dictamen, teniendo como fuente dos proyectos de reforma constitucional que habían sido tramitados en esa línea.

Uno de estos proyectos (Nº 2631) corresponde a la autoría de Alberto de Belaunde, quien planteaba incluso establecer la misma obligatoriedad para el cargo del presidente de la República.

El otro proyecto de reforma es el número 3185, presentado por el presidente Martín Vizcarra. Es decir, la propuesta de la declaración de intereses forma parte de una de las cuatro reformas planteadas por el Ejecutivo.

La bancada de Fuerza Popular consideró que no era necesario establecer una obligación de este tipo desde una reforma constitucional. Así lo expuso su vocera, la legisladora Úrsula Letona.

En opinión de Rosa Bartra, una propuesta de este tipo iría en la línea de “criminalizar la actividad política”.

El fujimorista Miguel Ángel Torres defendió el envío al archivo de esta propuesta, al advertir que, por ejemplo, al tener él un estudio jurídico privado podría estar en un supuesto de conflicto de intereses y, en consecuencia, estaría impedido de cumplir a cabalidad sus funciones parlamentarias.

Contra estos argumentos, en cambio, Yonhy Lescano, de Acción Popular, propuso que se establezca este requisito en la Constitución e incluso que la presentación de información falsa sea causal de vacancia. La propuesta no prosperó.

Junto con Lescano, solo Marisa Glave (Nuevo Perú), Gino Costa (no agrupado) y Marco Arana (Frente Amplio) votaron en contra del archivamiento. Ganaron los once votos del fujimorismo, el Apra y PpK.

Edad de piedra

En diálogo con La República, Samuel Rotta, director ejecutivo de Proética, consideró que la aprobación de esta reforma constitucional hubiera representado un importante avance para el Perú, tal como ya viene ocurriendo en otros países. “Esta obligación ya existe en varios países desde hace una década y, en otros casos, desde hace una década y media”, explicó.

“Las declaraciones de patrimonios e intereses son instrumentos bastante extendidos de prevención de la corrupción”, apuntó, al tiempo de precisar que si se tomara en cuenta los estándares internacionales, incluso se obligaría a presentar tales declaraciones a los familiares de las autoridades.

Yonhy Lescano - Acción Popular

“La historia ha demostrado que existen funcionarios que entran con una mano atrás y salen del poder millonarios”.

Alberto de Belaunde - No agrupado

“Colombia y Chile ya establecieron la obligación de la declaración de intereses. Es un incentivo para ser transparentes”.

Marisa Glave - Nuevo Perú

“Es fundamental la declaración de interés y debería ser obligatoria a todas las autoridades del país electas”.

qwer

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO