Tarata no olvida: el camino desde aquel fatídico 16 de julio de 1992

Luego de 26 años, los miembros de la cúpula senderista implicados en el atentado en la calle Tarata conocerán su sentencia este 11 de setiembre. Un extenso proceso judicial e histórico que merece ser recordado a todos los peruanos.

Luego de 26 años, los miembros de la cúpula senderista implicados en el atentado en la calle Tarata conocerán su sentencia este 11 de setiembre. Un extenso proceso judicial e histórico que merece ser recordado a todos los peruanos.

El objetivo inicial era la oficina del Banco de Crédito ubicado en la avenida Larco y Shell en Miraflores, pero el encargado de seguridad de la entidad no les permitió estacionarse y avanzaron algunos metros más hasta llegar a la calle Tarata, en pleno corazón de Miraflores, donde los terroristas de Sendero Luminoso dejaron que el auto bomba se deslizara solo hasta que estallara. Lo demás, es uno de los más tristes capítulos de nuestra historia republicana que tuvo el rechazo mundial: muerte, caos, secuelas, investigaciones, responsables, audiencias y el fin de un caso que se hizo esperar 26 años.

A continuación, un recuento de los acontecimientos más aterradores perpetrados por Sendero Luminoso antes de conocerse la sentencia final a la cúpula que se dictará este 11 de setiembre.

16 de julio de 1992

Dos coche-bombas con 400 kilos de alfo y dinamita estallan en la cuadra 2 de la calle Tarata en pleno centro comercial de Miraflores: fallecen 25 personas y otras 155 quedan heridas. La onda expansiva llegó a los 400 metros a la redonda, dañando decenas de edificaciones.

foto 2

(Foto: Archivo La República)

De acuerdo al informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), quien estaba al mando del atentado era el camarada “Daniel", identificado como Carlos Mora La Madrid. El ataque se concretó a las 21:20 horas.

Archivo LR

(Foto: Archivo La República)

12 de setiembre de 1992

Cae Abimael Guzmán. Tras un largo y paciente trabajo del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN), el líder de Sendero Luminoso es capturado en un domicilio de Surquillo junto a Elena Yparraguirre, Maritza Garrido Lecca, Carlos Incháustegui, Laura Zambrano Padilla, entre otros.

Octubre de 1993

Abimael Guzmán dijo que el atentado a la calle Tarata fue un “error”. “Sé que algunas personas sufrieron las consecuencias de un acto que ha sido un error, en algún momento me dirigiré a ellos”, dijo el líder senderista para tratar de “justificarse”.

Cárcel a responsables materiales

Además del camarada “Daniel”, la CVR concluyó que los responsables para ejecutar el atentado de Tarata fueron los denominados “Nicolás”, “Arturo”, “Manuel” y “Lucía” (identificada posteriormente como Cecilia Rossana Núñez Chipana). Esta última fue condenada a 25 años de prisión en 1998.

Luego de hacerse público el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación en el 2003, se supo que los senderistas “Percy”, “Antenor”, “Rosa”, “Lucía” y “Franco”, también fueron autores materiales del atentado. “Franco”, identificado como Juanito Orozco Barrientos, fue condenado a 28 años de prisión en 1996. A este terrorista se le atribuye haber revelado la identidad de los otros participantes del atentado.

En el proceso penal, once personas fueron procesadas por el delito de terrorismo como autores del atentado. Se les aplicó el Decreto Ley No. 25475, del 6 de mayo de 1992.

Todos los implicados en ser los autores materiales fueron condenados a penas de entre 25 y 30 años de cárcel y un pago de 10 millones 200 mil soles en total, pero hasta el momento no se ha abonado ni un sol.

Responsabilidad de la cúpula senderista

En el 2005, la fiscalía y la procuraduría contra el terrorismo solicitaron que Abimael Guzmán y los integrantes de su cúpula senderista también fueran procesados por el Caso Tarata, como autores mediatos: el pedido fue de cadena perpetua. Ocho años más tarde, en el 2013, un juez abrió proceso penal a los terroristas. El 27 de enero del 2014, el procurador antiterrorista Julio Galindo expresa su respaldo al pedido de la fiscalía. Tres años después, inicia el juicio oral.

En total son 12 los miembros de la cúpula senderista acusados de ser autores mediáticos del atentado de Tarata: Abimael Guzmán Reynoso, Florindo Eleuterio Flores Hala, María Guadalupe Pantoja Sánchez, Osmán Morote Barrionuevo, Elena Iparraguirre, Òscar Ramírez Durant, Laura Eugenia Zambrano Padilla, Margot Liendo Gil, Elizabeth Cárdenas Huayta, Edmundo Cox Beuzeville, Florentino Cerrón Cardozo y Moisés Simón Limaco Huayascachi.

foto 1

(Foto: Archivo La República)

La defensa de los máximos líderes senderistas presenta un recurso de nulidad al proceso judicial por el atentado de Tarata, pero el 14 de marzo del 2017, esta medida fue denegada por los jueces del Colegiado A de la Sala Penal Nacional.

El 27 de junio del mismo año, durante un juicio, Abimael Guzmán se niega a responder las interrogantes de la fiscal a cargo argumentando lo siguiente: “No tengo nada que decir porque no tengo nada que ver con Tarata”. Esto se contradice con lo que dijo en octubre de 1993.

Complicación y amenaza

El 28 de noviembre del 2017, dos testigos secretos nombrados como A1JEEDT-B-005 y A1J055463, declaran ante la Sala Penal Nacional y afirman que la cúpula de Sendero Luminoso autorizó el atentado de Tarata.

En una nueva audiencia por el caso Tarata el 6 de diciembre del 2017, Abimael Guzmán fue expulsado de la sala por mala conducta. El líder de Sendero Luminoso amenazó a la fiscal Sonia Medina a su salida: “usted no sabe con quien se ha metido, no voy a soportar tus infamias”, gritó.

El 20 de abril del presente año, los miembros del cúpula senderista Osmán Morote y Margot Liendo Gil salen de la cárcel luego de anularse la prisión preventiva que pesaba en su contra por el caso Tarata. Ambos terroristas cumplen una orden de comparecencia restringida con detención domiciliaria.

El 4 de setiembre se realizó la última audiencia por el Caso Tarata. Al final de la diligencia, se fija el 11 de setiembre (mañana) para que se dictamine la sentencia final de la cúpula de Sendero Luminoso.

Los damnificados

El cálculo aproximado de las pérdidas materiales asciende a US$ 3’120,000.00, siendo trescientos sesenta las familias damnificadas que el Instituto de Defensa Civil, registró.

El 13 de setiembre del 2008 la Municipalidad de Miraflores informa al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) que asumirá la deuda de los vecinos de la calle Tarata que contrajeron con el Estado para que puedan reconstruir sus casas.

En el efecto, el 8 de junio del 2009, el municipio edil emitió ante el Congreso una iniciativa legislativa denominada: "Ley que condona los intereses y moras derivados del endeudamento contraído por los afectados del atentado terrorista de la Calle Tarata", que tuvo como propósito beneficiar a los deudos de las víctimas.

Hasta la fecha, de las 30 personas que fueron reconocidas como víctimas de Tarata, solo seis personas pudieron cobrar los S/10 mil que les corresponde como reparación.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO