Carlos Basombrío: “Así será imposible avanzar en la lucha contra el crimen”

La República
03 Jun 2018 | 13:17 h

Polémica. Carlos Basombrío y Rubén Vargas cuestionan fallo que permitió liberación de diez miembros de la banda ‘Los Norteños y Guarayos’, dedicados al sicariato y extorsión.

La liberación de diez integrantes de la organización criminal 'Los Norteños y Guarayos', dedicada al sicariato, la extorsión y el robo agravado, originó una dura polémica y enfrentamiento entre exfuncionarios del Ministerio del Interior, que encabezaron la desarticulación de esa superbanda, y el Poder Judicial.

El fallo de la Segunda Sala Penal de Apelaciones señala que no se amplió la detención de los acusados debido a que el proceso penal estaba paralizado.

PUEDES VER Carlos Basombrío asegura que renunció porque dejó de confiar en PPK

Sin embargo, la Fiscalía Especializada contra la Criminalidad Organizada solicitó ante el juez Ángel Mendívil, del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria, la ampliación de detención a doce meses, la misma que fue aceptada.

La medida fue apelada por la defensa de los imputados y la sala dispuso revocarla, dejando en libertad a Luis Fedalto Celis, Laureano Ramírez, Julián Saavedra, Elvis Sánchez, Christian Morales, Moisés Callo, Adolfo Toledo, Erinson Morales, Luis Sánchez y Jorge Cortez, quienes cumplían prisión preventiva.

Critican a magistrados

“¿Qué pasa con nuestro sistema de justicia? Estuve cerca del proceso. Fue un trabajo largo y enorme el agarrarlos. Cientos de policías y decenas de fiscales que se rompieron el lomo y arriesgaron sus vidas. Todo al agua. Así es imposible avanzar”, dijo el exministro del Interior Carlos Basombrío en su cuenta de Twitter.

Rubén Vargas, exministro de Orden Interno del gobierno de Kuczynski, explicó que la inteligencia del Ministerio del Interior, la Policía y la Fiscalía investigaron cinco meses a esta organización criminal.

“Los elementos de convicción obtenidos gracias a escuchas telefónicas y video vigilancia fueron abundantes, por lo que el juez ordenó la detención y los allanamientos”, indicó. Se capturó a 35 personas vinculadas en distinto grado a la estructura criminal.

Hasta aquí las cosas funcionaron bien. El problema, dice Vargas, vino en los 18 meses posteriores que correspondió al periodo de la prisión preventiva. “En opinión de la Segunda Sala Penal –agrega Vargas–, el fiscal habría escondido el expediente por cerca de un año. No investigó, no tomó manifestaciones, no realizó pericias que garanticen una sentencia condenatoria. Venció el plazo de la prisión preventiva y la sala dispuso la inmediata libertad de todos los detenidos, argumentando que el fiscal, responsable de acusar, no hizo su trabajo”.

Fiscales tienen un compromiso

- El fiscal de la Nación y los fiscales dirigidos por Jorge Chávez Cotrina están comprometidos en la lucha contra el crimen organizado. “Eso me consta y lo digo con absoluta convicción, porque trabajamos juntos durante largas madrugadas para enfrentar a estos criminales. Precisamente por ello estoy seguro de que habrá un deslinde claro con este mal fiscal”, indicó a La República, con tono de preocupación, Rubén Vargas.