Congresista fujimorista Edwin Vergara, socio de capo del narcotráfico

Bajo sospecha. América Noticias reveló que uno de los secuestradores colombianos capturados en Lima el miércoles con abundante droga era socio del legislador fujimorista que tiene una empresa de reciclaje. Ambos tenían una empresa que se dedicaba a la producción y exportación de pinturas.

Bajo sospecha. América Noticias reveló que uno de los secuestradores colombianos capturados en Lima el miércoles con abundante droga era socio del legislador fujimorista que tiene una empresa de reciclaje. Ambos tenían una empresa que se dedicaba a la producción y exportación de pinturas.

El congresista fujimorista Edwin Vergara tuvo una empresa con el narcotraficante colombiano Diego José Sánchez Ospina, un cercano amigo del legislador de quien ahora quiere distanciarse, según reveló América TV. Vergara, sin embargo, alega desconocer las actividades ilícitas de su otrora socio.

Sánchez cayó el último miércoles 4 cuando salía hacia el aeropuerto para volar a su país. La Policía Antidrogas lo considera integrante de la mafia de narcos peruanos y colombianos que acopió casi una tonelada de clorhidrato de cocaína en una depósito en el distrito limeño de San Juan de Lurigancho. La droga, valorizada en 50 millones de dólares, iba a enviarse a Europa.

La sociedad 

Vergara y Sánchez fundaron la empresa Pinturas Golden Colors S.A.C. en el 2014, como aparece en Registros Públicos. Según la ficha de constitución de esta compañía, cada uno puso el 50 por ciento de las acciones totales.

La empresa tenía como propósito, según declaraba en los registros, dedicarse a la fabricación, comercialización, distribución, importación y exportación de pinturas.

Vergara asegura que en el 2016, antes de ser legislador, vendió todas sus acciones y se distanció de esta empresa.

"Hace 4 años conocí a Diego Sánchez, con el que formé una empresa y le vendí mis acciones antes de ser congresista. Hoy con sorpresa me entero de que fue capturado por narcotráfico. Nunca conocí sus ilícitos negocios y espero que las autoridades lo sancionen con todas las de la ley", publicó anoche Vergara en Twitter luego de la difusión del reportaje.

Sin embargo, el hoy secretario de Ética del partido Fuerza Popular ya había reconocido que mantenían una amistad y que se iban a encontrar en algún momento.

"Él me escribió hace un par de días un mensaje que había llegado de Colombia y yo le conteste... Pues quedamos en que en algún momento podíamos tomar un café", dijo.

Precisamente, Sánchez había llegado a nuestro país para participar del acopio y el envío de la droga, que provendría de la zona del Vraem. A inicios de marzo, la Policía Antidrogas detectó movimientos sospechosos de ciudadanos colombianos que se desplazaban desde un hotel de Miraflores hasta la calle El Pozo 883, Ciudad Satélite, en San Juan de Lurigancho.

Otro narcotraficante colombiano, Luis Fernando Castaño Lema, aparece como representante legal de esta empresa. Es hermano de un narcotraficante ligado al cartel Del Norte del Valle, que operó al sureste de Colombia. Se le atribuye secuestros, tráfico de armas y asesinatos. Tenía como aliados a los temidos carteles de Juárez y los Zetas.

"Entiendo que el señor Diego lo llevó para que trabajara en esta compañía de pinturas pero yo ya no tengo nada que ver con eso", adujo Vergara.

"No voy a negar que en algún momento fue mi amigo, pero hoy que me entero de que es narcotraficante ya no es mi amigo... Si este señor tuvo doble vida, tiene que irse al a cárcel 50 años", anotó.

Según fuentes policiales, la Procuraduría Antidrogas ya está ocupándose de este caso. A partir de la próxima semana se actuarán las manifestaciones de estos narcotraficantes.

"En efecto, son gente ranqueda y miembros de carteles colombianos y mexicanos según las preliminares", dijo un informante enterado de este caso.

Te puede interesar