Moisés Mamani también grabó reunión con PPK en su casa con Giuffra

El encuentro entre Kuczynski y Mamani se produjo bajo reserva el lunes 19 de marzo a las 7 de la noche y tuvo como finalidad registrar el momento en el que el ex jefe del Estado aceptaba las peticiones del congresista a cambio de su voto contra la vacancia. Fuerza Popular estaba dispuesto a divulgar el contenido para forzar dimisión de PPK.

Moisés Mamani Colquehuanca conoce todos los artificios del espionaje: es propietario de la Empresa de Seguridad y Vigilancia Privada (Eservip), un negocio en el que es frecuente el tipo de celadas que ha protagonizado el parlamentario puneño de Fuerza Popular.

Especialistas consultados por La República, luego de observar y escuchar cuidadosamente los videos y las grabaciones que hizo el congresista fujimorista a sus colegas Kenji Fujimori, Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocángel; al ministro de Transportes y Comunicaciones, Bruno Giuffra; y al abogado Alberto Borea; coincidieron en señalar que el artilugio que probablemente usó Mamani con más frecuencia fue un lapicero con cámara incorporada. Un diminuto aparato que registra la voz e imagen nítidamente de personas a un metro de distancia.

PUEDES VER Piden que también se investigue a Moisés Mamani, fujimorista de los “Kenjivideos”

“Otra opción pudo haber sido un botón, o un pin cualquiera”, señalaron los expertos: “Son objetos que cualquier empresario del sector de seguridad privada conoce perfectamente”.

Personas allegadas a las víctimas de las grabaciones de Moisés Mamani manifestaron que es muy probable que este no haya ideado las emboscadas sino que ha sido asesorado por algún dirigente con mayor experiencia política. Varios kenjistas consultados expresaron que se trataría del congresista Daniel Salaverry Villa.

Empero, Salaverry debe haber contado necesariamente con la jefa del partido, Keiko Fujimori, algo que es fácil de deducir por el contenido de sus mensajes por Twitter después de la publicación de los audios y videos.

“A Mamani le sobra la plata, pero es escaso de maquiavelismo. Nosotros que lo conocemos, creemos que ha sido plantado al grupo que lidera Kenji Fujimori. ¿Quiénes comenzaron a hablar de la ‘compra de votos’ contra la vacancia presidencial? ¿No fueron los de Fuerza Popular? Nos metieron un ‘topo’, así de simple”, explicó una fuente vinculada con los congresistas Bocángel, Ramírez y el asesor de los kenjistas, Alexei Toledo.

Otra fuente cercana al mismo grupo de Kenji Fujimori cree que cuando Mamani confió a los líderes de Fuerza Popular que estaban tratando de seducirlo para sumarse a “Los Avengers” y votar en contra de la destitución del presidente Pedro Pablo Kuczynski, “armaron el plan para grabar las coordinaciones que se hacían con él”.

“Lo que hizo Mamani es fiel al estilo montesinista del grupo de Keiko Fujimori”, señaló la fuente a La República.

“¿Acaso Mamani habló por su libre albedrío en la conferencia de prensa que hizo la bancada de Fuerza Popular? No, no lo hizo. Leyó un texto que ellos le escribieron. Había un guion de por medio”, dijo la fuente.

Salaverry no solamente encabezó la conferencia de prensa en la que se exhibió el video en el que aparece Kenji Fujimori con el resto de los emboscados. Al mediodía del miércoles lanzó por sus redes sociales otros audios y videos en los que se registran diálogos del ministro Bruno Giuffra supuestamente coordinando obras para beneficio de la región Puno, como parte de un presunto acuerdo entre el presidente Kuczynski y Moisés Mamani para que vote contra la vacancia.

TODO ESTABA ARMADO

De acuerdo con versiones recogidas en el sector “kenjita”, la grabaciones de Giuffra fueron una forma de presionar a Kuczynski para forzar su dimisión, porque aparentemente con esas grabaciones que divulgó Salaverry se confirmaba que Mamani recibía prebendas en contraprestación por su voto. O estaba en proceso de conseguir los beneficios.

Salaverry lanzó los audios y videos al borde del mediodía.

Si Kuczynski no dimitía, había otra grabación potencialmente destructiva.

“Se trataba de una grabación que hizo Mamani de una reunión con el presidente Kuczynski, la ministra de la Mujer, Ana María Choquehuanca, y el ministro de Transportes, Bruno Giuffra. Si el presidente no presentaba su carta de denuncia, estaba previsto difundir el video. Es la prueba contundente de la compra de votos”, afirmó una fuente allegada a Fuerza Popular.

La República consultó con distintas fuentes de Palacio de Gobierno y estas confirmaron que la reunión sí se produjo.

Sucedió en la casa del ex presidente en San Isidro, el lunes 19 de marzo a las 7 de la noche.

Si Kuczynski no renunciaba entre las 5 y 6 de la tarde de ayer miércoles, Fuerza Popular estaba dispuesta a difundir el contenido de la grabación que hizo Mamani al presidente, Choquehuanca y Giuffra.

Mamani estaba interesado en proyectos de infraestructura y en obras sociales y se le escucharon sus peticiones para procesarlas”, dijeron las fuentes.

“¿Pero era necesaria una reunión con el jefe del Estado y dos ministros? No es frecuente”, preguntamos.

“No, no es frecuente. Pero sucedió”, informaron.

En la cabeza del todavía presidente de la República debió crecer el temor de que Moisés Mamani también hubiera grabado la entrevista en su domicilio. No se equivocó. El fujimorismo estaba resuelto a expectorarlo de la Presidencia, y Kuczynski también hizo esfuerzos para ayudar en su objetivo a los del partido naranja. La amenaza de un video en el que él mismo aparecía ofreciendo prebendas resolvió que el ex mandatario tirara la toalla.

“Primero fueron congresistas, luego ministros y después el Presidente. Ya, pues. Esto no puede haber sido fabricado por Mamani sino por un cerebro entrenado en prácticas montesinistas”, indicaron las fuentes.

Sin duda, las embocadas no fueron creación heroica de Mamani. Debe haber habido una mente fraguada en las prácticas montesinistas. La faena de Mamani calza perfectamente en un operativo al estilo montesinista. Por eso, el mejor biógrafo de Alberto Fujimori, Luis Jochamowitz, no se equivoca cuando dice: “Esto es un Montesinos versus Montesinos”.❧

“Justo la calle (Choquehuanca) está cerrada. (Nos vemos) frente a la Huaca (Huallamarca)”.

Ministro Giuffra : Hola compadre, ¿dónde estás?

Congresista Mamani: Escúchame, ¿te puedo encontrar cerca, a dos cuadras de su casa? Porque tengo la batería baja.

Ministro Giuffra: Pero, ¿dónde estás?

Congresista Mamani Estoy por acá por Risso, Risso.

Ministro Giuffra: Pero, ¿cómo hacemos, o por dónde nos vemos?

Congresista Mamani: Más o menos por la casa del Presidente. A una cuadra (o) dos cuadras. Ahorita estoy en Risso.

Ministro Giuffra : Cuadra 9 de (la avenida) Choquehuanca.

Congresista Mamani: Ya. Cuando esté cerca (yo) te llamo.

Ministro Giuffra : Ya, pero anda en taxi de una vez pues. Nos esperan las 7.

Congresista Mamani : Ya, ahorita voy para allá.

Ministro Giuffra : Justo la calle (Choquehuanca) está cerrada. (Nos vemos) frente a la Huaca (Huallamarca). Nos vemos allá en 15 minutos.

Congresista Mamani : En quince , quedamos.

“Sigue nomás, compadre, ya sabes cómo es la nuez y qué cosa vas a sacar”

Mamani: Escúchame, me está llamando (Daniel) Salaverry, se han enterado de lo que he hablado por la prensa, no creo ¿no? (...)

Giuffra: Escúchame esto, Moisés. Va a pasar tarde o temprano. Te van a pedir explicaciones, que por qué has dicho eso, la prensa, bla bla bla. Tú dile: Yo tengo mi conciencia, pues compadre, y mi pueblo, el pueblo quiere otra cosa.

Mamani: Está que tiembla este pata. Ya, yo le digo, ya pues.

Giuffra: Tú dile: Oye, yo todavía no estoy convencido, mi pueblo no quiere vacancia pues. Yo represento a mi pueblo, ¿qué cosa quieres que te diga? Así nomás, compadre, ni abras la boca conmigo, ¿ah?

Mamani: No, no, no. Nada, tú sabes.

Giuffra: Se me cae todo cojudo, ahí, ¿ah?

Mamani: No, nada, nada. Tú no te preocupes por eso. Te estoy llamando. O sea que, como publicaron en Perú 21, le dije: Sabes que no estoy diciendo mi voto.

Giuffra: Recién ahora te mira, ah (risas).

Mamani: (Risas). Qué pendejos son, carajo.

Giuffra: Sí, pues. Así sigue nomás compadre, tú ya sabes cómo es la nuez y qué cosa vas a sacar.

Mamani: Ya, Bruno. No te preocupes, Brunito. Tú tranquilo nomás, ¿ya? Asegúrame más bien eso, hermano, porque no quiero quedar mal.

Giuffra: Hermano, ya qué más seguro, pues, ¿con quién acabas de estar? ¿Qué más seguro? Tu asegura lo otro más bien.

Mamani: Sí, sí. Como te dije, yo mañana hablo, de eso no te preocupes. Mañana ya está.

Giuffra: Ya, compadre. (...)

Rectificación

Por un error involuntario, en la edición del diario La República del día de hoy, se consigna que que el lunes 19 de marzo de este año el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski sostuvo una reunión a las 7 de la noche con la presencia de los ministros Bruno Giuffra y Ana María Choquehuanca, en compañía del congresista de Fuerza Popular, Moisés Mamani Colquehuanca.

El encuentro efectivamente se produjo el día y la hora en que se publicó, pero no con la asistencia de la ministra Choquehuanca.

La equivocación se produjo por la confusión del apellido de la ministra y la denominación de la calle de San Isidro donde domicilia el ex presidente Kuczynski: Choquehuanca. Cuando las fuentes mencionaron que la cita ocurrió "en Choquehuanca", se entendió erróneamente que dijeron "con Choquehuanca".

Expresamos nuestras disculpas a la congresista Ana María Choquehuanca.

Respuesta de Ana María Choquehuanca

Comunicado 003-2018 Mimp by Luis Condori on Scribd