La República

La República

La República
Las notas que llevan como crédito "La República" son elaboradas por diferentes integrantes del equipo de redacción bajo la supervisión de un coordinador de sección, coordinador general o editor.

El peso del talento, por Sandro Mairata

La versión extravagante de “Nicolas Cage” en pantallas es la de un actor en decadencia en líos con su exesposa y una hija a la que tiene harto.

Por Sandro Mairata | @CINENSAYOLat y @smairata

¿Cuán excesiva es la vida real de Nicolas Cage? Alguna vez el tipo llegó a comprarse 22 carros e hizo noticia por sus múltiples mansiones. Se ha casado cinco veces y ha bautizado a uno de sus hijos como Kal-El (el nombre humano de Superman). Viene de familia de artistas; de hecho su verdadero nombre es Nicolas Coppola, sobrino de Francis Ford y primo de Sofia. Es célebre la historia de que permaneció cinco semanas con la cara vendada para sumergirse en su rol de Birdy hasta tener el rostro infectado y se arrancó dos dientes sin anestesia, siguiendo una forma de actuación desarrollada por él mismo que luego denominó nouveau chamánico.

Una versión ficticia de este mismo Nicolas Cage toma por asalto esta comedia dirigida por Tom Gornican, joven realizador de comedias de bajo presupuesto. Le acompaña Pedro Pascal como un obsesivo fan de billetera gorda que le contrata como invitado especial a la isla de Mallorca donde Cage se verá involucrado en un misión a cargo de la CIA.

La versión extravagante de “Nicolas Cage” en pantallas es la de un actor en decadencia en líos con su exesposa y una hija a la que tiene harto. Las múltiples referencias a su extensa carrera y a la percepción del ojo público sobre el actor resultan en material hilarante: en una escena Cage pierde el conocimiento y solo despierta cuando le gritan “¡acción!”. Para los más acuciosos recomiendo revisar en YouTube la secuencia “Get In The Cage” (un juego de palabras con “meterse en la jaula”) del programa cómico Saturday Night Live. La imitación que se hace de Cage tiene mucho que ver con la versión ridícula de sí mismo de El peso del talento.

Esta farsa no estaría completa sin Pedro Pascal como el magnate latino Javi Gutiérrez que no tiene reparos en gastar un millón de dólares para tener a su ídolo presente en su cumpleaños. Pascal es un sorpresivo contrapeso exacto para Cage; estamos a décadas de cuando el público se rindió a Contracara (1997), el legendario tú-a-tú de Cage con John Travolta, pero el chileno Pascal no es menos que el protagonista en ningún momento.

Javi quiere hacer una película con su invitado; en la elaboración del guion se deslizarán golpes bajos a Marvel, al sistema de producción de los estudios de hoy, al marketing y al proceso creativo mismo en las condiciones del siglo XXI. Nicolas Cage susurra sus líneas como todo un Nicolas Cage y las escenas de acción hacen recordar cintas como Con-Air: riesgo en el aire (1997), pero cualquiera puede encontrar un resumen de sus cintas ochenteras en la personalidad de su amigo imaginario “Nicky”.

Una idea famosa de estas había ocurrido antes con ¿Quieres ser John Malcovich? en 1989, pero las intenciones eran más ambiciosas. El peso del talento es una comedia curiosa y divertida, no se le pide mucho más que eso.

Cage contra Cage. El peso del talento trae a un Nicolas Cage haciendo una exagerada versión de sí mismo, algo que pareciera imposible. Foto: difusión

Ficha

  • Título: El peso del talento
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2022
  • Director: Tom Gornnican
  • Protagonistas: Nicolas Cage, Pedro Pascal
  • Disponible en: Cines
  • Calificación: 3.5/5