Roberto Ochoa

Roberto Ochoa

La Tribu

Más columnas

Roberto Ochoa

Narcoestado peruano11 May 2022 | 7:25 h

Roberto Ochoa

Ser libre lejos de Lima01 May 2022 | 7:33 h

Roberto Ochoa

Kuélap se derrumba17 Abr 2022 | 15:58 h

Adiós al turismo

“Por si fuera poco, un grupo de ultras que ya no creen en Pedro Castillo decidieron cerrar el acceso a Ollantaytambo...”.

Una mancha de petróleo se esparce por todo el litoral norlimeño anticipando el fin de la temporada de verano para la Costa Azul de Ventanilla, Santa Rosa, Ancón y otros balnearios populares del norte chico, favoritos del turismo interno.

Los surfistas locales y foráneos que habían elegido las rompientes de la costa norte del Perú están pensando dos veces antes de confirmar su viaje a nuestro país. Más aún si saben que somos el único país de la costa occidental de América del Sur donde no funcionan las alertas de tsunamis y los “especialistas” de la Marina deciden cerrar las playas cuando ya pasó el peligro.

PUEDES VER: Machupicchu: servicio de tren estará suspendido hasta el 27 de enero

Lo peor es comprobar que Repsol hace lo que le da la gana, tiene como aliados a gremios de empresarios cómplices y se zurra en un Gobierno que ostenta funcionarios incompetentes.

Una típica lloqlla (“huaico” es “quebrada”, “lloqlla” es “aluvión”) que en esta época de lluvias provoca tragedias en Machupicchu obligó a la cancelación de cientos de reservas. El tráfico de tierras en Aguas Calientes es de tal magnitud y con mafias tan bien establecidas que para el próximo año volverán las construcciones informales y las noticias de nuevas tragedias que darán la vuelta al mundo. Y como Aguas Calientes se cambió de nombre y ahora se llama Machupicchu-Pueblo, los confundidos turistas leerán que el aluvión afectó la llaqta inca restringiendo el acceso. Por si fuera poco, un grupo de ultras que ya no creen en Pedro Castillo decidieron cerrar el acceso a Ollantaytambo, Machupicchu y otros rincones turísticos de Cusco porque acaban de descubrir que el Ministerio de Agricultura está sembrado de funcionarios incapaces.

PUEDES VER: Mincetur calcula que derrame de petróleo ocasionará pérdidas en turismo de hasta S/ 200 millones

Los tacneños tuvieron una actitud ejemplar y cumplieron todos los protocolos sanitarios. Demostraron preocupación en aras de su actividad comercial y turística con los chilenos. Pero la frontera sigue cerrada y el Estado peruano no escucha los reclamos y alternativas planteadas por los empresarios tacneños... y el turismo, ay, siguió muriendo.