Maite Vizcarra

Maite Vizcarra

Hacker cívico
Autodidacta. Colecciono saberes y tiendo puentes para beneficio de todos. Experta en innovación tecnológica y digitalización. Catedrática en escuela de gobierno en Perú (USMP) y España (Fundación Ortega y Gasset). Bach. en cultura y sociedad, U. de Oslo. Maestría en Economía por la U. de Barcelona. Conductora de los programas Ruta CTi y 4D en RTV.

Más columnas

Maite Vizcarra

El país más crédulo24 Ene 2022 | 7:25 h

Maite Vizcarra

El ITP y la meritocracia17 Ene 2022 | 7:32 h

Maite Vizcarra

El individuo soberano10 Ene 2022 | 8:00 h

Maite Vizcarra

2022, el año de la economía creativa03 Ene 2022 | 8:06 h

El individuo soberano

“La responsabilidad individual que enarbola la ética hacker o del sovereign individual se concreta en una amplia tolerancia a lo diverso e incluso lo extraño. De ahí que se promueva una abierta lucha contra cualquier tipo de privilegios...”.

En 1997 se editó un libro de culto para todos los que abrazamos la lógica de lo digital con base en una ética (ética hacker). Es decir, un estilo de vida basado en una amplia libertad individual, que se sustenta en aquel postulado de los existencialistas franceses sobre el meollo mismo del ser libre: uno no es libre “DE”. Uno es libre “PARA”.

Ese libro de 1997 se llamaba el Individuo soberano -The Sovereign Individual- y fue tremendamente premonitorio para su época. Entre otras cosas, predestinó el poder ciudadano a través de espacios digitales como las redes sociales y la capacidad de las personas de volverse verdaderos soberanos gracias a dos cuestiones: el acceso ilimitado al conocimiento -gracias a la internet- y la capacidad irrenunciable de autoformarse -gracias a todas las herramientas digitales que se tienen a la mano-.

PUEDES VER: 2022, el año de la economía creativa

Pero, además, el libro explicaba que lo fundamental de ese individuo soberano era una apuesta total por la libertad, pero basada en la responsabilidad personal. Es esta la que garantiza un entorno que potencia no solo la libertad propia, sino también la de los otros. Dicho en otras palabras, una sociedad de individuos soberanos requiere que todos lo sean de manera real e idiosincrática.

La responsabilidad individual que enarbola la ética hacker o del sovereign individual se concreta en una amplia tolerancia a lo diverso e incluso lo extraño. De ahí que se promueva una abierta lucha contra cualquier tipo de privilegios que puedan romper el equilibrio de cada soberano. En el extremo se trataría de construir un mundo de pares -peer to peer democracy-, todos gobernando directamente, sin intermediarios -al mejor estilo de blockchain-.

PUEDES VER: Diplomacia emprendedora de Boric

En el Perú, hay un discurso libertario que se invoca, para oponerse a la presencia de estructuras que pueden vulnerar lo que algunos consideran SU autodeterminación. Aunque el propósito suene edificante, no estoy segura de cuál es la noción de libertad individual que esos autodenominados liberales tengan. Lo que si tengo claro es que cualquiera que pretenda llamarse liberal debe entender que no existe autonomía sin individuos diversos o incluso opuestos a nuestras ideas. En simple, no se puede ser un liberal sin el pragmático ejercicio de aceptación positiva de la diferencia.