Paul E.  Maquet

Paul E. Maquet

Utopías concretas
Lima. Periodista con estudios de maestría en comunicación política y periodismo ambiental, docente universitario e investigador y activista en temas de comunicación, derechos humanos, política y ecología.

Más columnas

Paul E. Maquet

Los conflictos como oportunidad25 Nov 2021 | 7:41 h

Paul E. Maquet

14N: una lección para el Congreso11 Nov 2021 | 7:40 h

Paul E. Maquet

Proteger a quienes nos protegen28 Oct 2021 | 7:20 h

Paul E. Maquet

Un acuerdo político21 Oct 2021 | 13:51 h

Un acuerdo político

El país necesita acuerdos mínimos de gobernabilidad para que el Ejecutivo tenga tranquilidad para implementar sus propuestas en temas como la recuperación de la economía y el empleo.

Es evidente que la mayoría parlamentaria busca romper el equilibrio de poderes al modificar inconstitucionalmente la figura de disolución del Congreso. También se ha confirmado, gracias a un destape de El Foco, que un grupo de empresarios está trabajando activamente para promover la vacancia presidencial. Todo esto configura un escenario previsible: existe una estrategia para revertir el resultado legítimo de las elecciones y sacar a Pedro Castillo del poder.

¿Qué lo impide, por el momento? Los votos. La elección de la Mesa Directiva y la reciente votación sobre la disolución muestran una misma cosa: el presidente tiene casi 80 votos en contra fijos. Como todos sabemos, en el Perú “incapacidad moral” significa tener 87 votos en contra, sin necesidad de ningún argumento verdadero. Como las bancadas de izquierda suman un máximo de 42 votos, hay entre siete y ocho congresistas que son el fiel de la balanza: los del Partido Morado y Somos Perú. (Todo esto en el supuesto de que Perú Libre mantenga su cohesión y no haya congresistas de izquierda que pasen de manera irresponsable a la oposición).

El sentido común impondría un Acuerdo Político entre la izquierda y el centro. Ni siquiera tendría que ser un acuerdo programático: por ejemplo, es perfectamente legítimo que Perú Libre y Juntos por el Perú mantengan su propuesta de cambio constitucional, una promesa de campaña que es lógico que traten de honrar; y que la bancada PM-SP mantenga plena libertad de crítica y su propia agenda legislativa. Pero el país necesita acuerdos mínimos de gobernabilidad para que el Ejecutivo tenga tranquilidad para implementar sus propuestas en temas como la recuperación de la economía y el empleo, la reforma tributaria, la lucha contra la pandemia o la estrategia para el retorno a clases.

Todo esto tiene un único requisito: madurez política. ¿Estarán nuestros políticos preparados para este reto?