Augusto Álvarez Rodrich.

Augusto Álvarez Rodrich.

Claro y directo
Economista de la U. del Pacífico –profesor desde 1986– y Máster de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, Harvard. En el oficio de periodista desde hace más de cuatro décadas, con varios despidos en la mochila tras dirigir y conducir programas en diarios, tv y radio. Dirige RTV, preside Ipys, le gusta el teatro, ante todo, hincha de Alianza Lima.

Más columnas

Augusto Álvarez Rodrich.

Aprendiendo a caminar por un manicomio 19 Oct 2021 | 9:24 h

Augusto Álvarez Rodrich.

El pueblo no tolerará traiciones 18 Oct 2021 | 9:24 h

Augusto Álvarez Rodrich.

La presión al Gobierno del claroscuro17 Oct 2021 | 7:52 h

Augusto Álvarez Rodrich.

Cerrón ya sin ni un perro que le ladre16 Oct 2021 | 7:53 h

Simpatía por el demonio (del Movadef)

No se derrotó a Sendero para hoy regalarle un triunfo fácil.

Más de un exégeta de la presidencia ‘de izquierda’ de Pedro Castillo quiere negarlo, pero la evidencia ya es abrumadora: este gobierno tiene una simpatía promiscua por el Movadef y está infiltrando el sector público, con gran entusiasmo, con personas vinculadas a este brazo legal de Sendero Luminoso.

Andan por todos lados, empezando por el gabinete del premier Guido Bellido y, al menos, cinco ministros, entre los que destaca el de trabajo, Iber Maraví, cuyas simpatía y membresía con el terrorismo ya han sido demostrados.

Asimismo, está el nombramiento creciente en el sector público de varios funcionarios con vinculación con el Movadef, lo cual es muy preocupante.

Está, también, el buró en la sombra liderado por Vladimir Cerrón –el que corta el jamón en esta administración–, con el papel destacado del congresista Guillermo Bermejo, que amenaza al presidente Castillo, con tanta simpatía con Sendero, por lo que está siendo procesado en la justicia.

Y, por último, pero no por ello menos importante, Castillo lideró, en nombre del Conare-Movadef, la huelga de maestros del 2017, para lo cual fue puesto como mascarón de proa, pues él no tenía registro policial vinculado al brazo legal de Sendero.

¿Era Castillo activista ‘solapa’ del Movadef, o solo marioneta de otros, como ahora también lo parece como presidente? Al final, da lo mismo, pues esta infiltración ocurre con su anuencia y es, en todo caso, su responsabilidad.

Esta modesta columna aborrece el ‘terruqueo’ y no cree en las condenas indefinidas porque siempre apuesta por las segundas oportunidades en la vida. En ese sentido, cree que es un triunfo de la democracia el que una persona que apostó por el terrorismo para destruir el sistema luego se rectifique y participe en la mejora urgente del mismo, pero dentro de ese sistema, incluso en posiciones de gobierno.

Pero eso pasa por el cumplimiento de las condenas que hubiesen y por una rectificación indispensable. La guerra contra el terrorismo no se ganó para ahora regalar un triunfo post mortem permitiendo su regreso por las alcantarillas del sector público gracias a un gobierno con simpatía por ese demonio. Eso debe ser un asunto no negociable.

Newsletter Augusto Álvarez Rodrich en LR

Suscríbete aquí al boletín de Augusto Álvarez Rodrich en La República y recibe en tu correo electrónico, todos los viernes, las ediciones de su programa “Claro y directo” y su columna diaria.