Sinesio López

Sinesio López

El zorro de abajo

Más columnas

Sinesio López

Elitismo y populismo12 May 2022 | 7:16 h

Sinesio López

Una coyuntura crítica abierta28 Abr 2022 | 8:15 h

Sinesio López

Un referéndum para acabar con el mal14 Abr 2022 | 7:23 h

Sinesio López

El Perú, un país del casi31 Mar 2022 | 8:49 h

Presidentes, gobiernos y jaulas de hierro

“¿Qué tenemos que hacer los que queremos una sociedad de hombres y mujeres libres, sin cadenas y sin jaulas, ni las del capitalismo ni las del comunismo?...”.

Desde 1990 el Perú no tiene partidos de gobierno que participen en el nombramiento de ministros, viceministros, altos funcionarios y que decidan sobre las políticas públicas. Desde entonces los presidentes deciden por sí mismos, salvo los casos del MEF y del BCR.

¿Qué explica esta ausencia de los partidos en la formación de los gobiernos? Primero, la crisis (1989) y luego el colapso (1995) de los partidos. Todo eso dejó a los presidentes las manos libres para decidir por sí mismos. Ellos pueden invitar a participar en su gobierno a gente de dentro y de fuera de su partido. Cuando no hay partidos la política se personaliza.

Desde 1990 ningún ministro de Economía ni presidente del BCR viene del partido que ganó las elecciones. Ellos provienen de los organismos financieros internacionales y nacionales y de las grandes empresas. Al parecer, los presidentes se someten a esa imposición del poder económico. Algunos presidentes se han sometido de buena voluntad y otros, los más chúcaros, a punta de periodicazos y otros tipos de presiones.

¿Qué explica la captura del MEF y del BCR por el poder económico? La explicación reside en el capitalismo, sobre todo en el capitalismo globalizado. Como lo han señalado Adam Przeworski y Michael Wallerstein, cuando invierten los capitalistas crean dos jaulas de hierro, una para la sociedad y otra para el Estado. La sociedad y el Estado están obligados a someterse a la voluntad de los capitalistas. Si se ponen exigentes y maximalistas, los capitalistas se ponen también maximalistas, desinvierten y se van.

¿Qué hacer? Los partidos marxistas leninistas trataron de romper estas jaulas de hierro, pero terminaron creando otras dos diferentes, igualmente pesadas: la planificación central y la dictadura de partido único. La caída del muro de Berlín se trajo abajo las jaulas creadas por los partidos comunistas.

¿Qué tenemos que hacer los que queremos una sociedad de hombres y mujeres libres, sin cadenas y sin jaulas, ni las del capitalismo ni las del comunismo? Este es el desafío que tiene hoy la humanidad. En el mediano y largo plazo encontraremos la solución a este aparente callejón sin salida. En el corto plazo, el presidente Pedro Castillo, quien está sufriendo las presiones de ambos tipos de jaulas, puede comenzar a ensayar una salida creadora, sin maximalismos de ninguna clase.

Castillo tiene las máximas resistencias de los partidos corruptos, de las élites, de las clases medias conservadoras y de los medios concentrados. Con triquiñuelas de diversos tipos han tratado de desconocer su triunfo electoral y de impedir su acceso al gobierno. No aceptan que los de abajo que siempre perdieron hayan conquistado por primera vez en la historia el derecho a gobernar. Se creen dueños del Perú.