Mirko Lauer

Mirko Lauer

Observador

Más columnas

Mirko Lauer

Sombras de la segunda vuelta13 Abr 2021 | 2:34 h

Mirko Lauer

Los perdedores12 Abr 2021 | 3:39 h

Mirko Lauer

Hartos11 Abr 2021 | 4:50 h

Mirko Lauer

Un Congreso calcado del anterior10 Abr 2021 | 4:34 h

¿Es necesario este debate?

“A la hora de aplicar la inyección, hay gobiernos que no se dan abasto, y eso le abre las puertas a la empresa, de diversas maneras. Es lo que se viene abriendo paso en la India…”.

El debate sobre vacuna pública/vacuna privada no se va a ir tan fácilmente entre nosotros. Tiene demasiadas facetas como para resolverse rápido. Es una discusión que da la impresión de ser entre la vida y la muerte, el Estado y el sector privado, la equidad y el privilegio, los criterios principistas y los prácticos, el altruismo y la codicia. No todas estas dicotomías son reales.

Si uno revisa hoy el contexto en que se da este debate en el mundo, lo predominante es el manejo estatal de la vacunación, y el sector privado aparece como un colaborador, efectivo o potencial. La postura más frecuente es algo así como que en la emergencia exclusivamente el Estado, y cuando ella pase podrá vacunar también el sector privado.

Sin duda hay mucho que colaborar entre los dos sectores. Por lo pronto la empresa desarrolló las principales vacunas, que ahora vende a los gobiernos. A la hora de aplicar la inyección, hay gobiernos que no se dan abasto, y eso le abre las puertas a la empresa, de diversas maneras. Es lo que se viene abriendo paso en la India, donde el gobierno es visto como demasiado lento.

En ninguna parte estamos encontrando que el debate sea de tipo ideológico, con la vacuna encarnando las posibilidades confrontacionales de la Guerra Fría. Solo en el Perú una parte de los polemistas está empezando a ver la gerencia de la vacuna como algo político. En otras palabras, viejos debates están resucitando en torno de la vacuna.

Uno de ellos es el de la famosa frase según la cual el Estado es mal administrador. Lo cual es cierto en muchísimos casos, pero no en el de la vacunación. Es cierto que fue clave el sector privado para contratar y traer las vacunas, pero a la hora de vacunar sobre el terreno es el Estado el que tiene la larga e indispensable experiencia.

Los defensores del monopolio estatal anti-Covid-19 suelen creer que este existe por un criterio de equidad. En realidad es porque el Estado es el principal recurso con que un país cuenta en una emergencia seria. Por eso, como hemos hecho notar, tantos gobiernos declaran que cederán su exclusividad con todo gusto apenas la emergencia pase.