Dolor en Italia: exactriz de cine para adultos asesina a su bebé y deja el cuerpo en un mall

Según la pesquisa preliminar de las autoridades, la detenida y su pareja se disputaban la custodia del pequeño. Katalin Erzsebet evadió el interrogatorio.

Durante el interrogatorio, la detenida se acogió al derecho al silencio. Foto: captura de Il Fatto Quotidiano
Durante el interrogatorio, la detenida se acogió al derecho al silencio. Foto: captura de Il Fatto Quotidiano
Mundo LR

Un juez de Perugia (Italia) ha ratificado la detención de Katalin Erzsebet Bradacs, exactriz de cine para adultos, por homicidio voluntario agravado contra su bebé de dos años, a quien asesinó esta semana con un arma blanca y posteriormente dejó sus restos en un supermercado.

De acuerdo a un informe del periódico Il Fatto Quotidiano, la acusada —de 44 años y de nacionalidad húngara― había colocado el cuerpo dentro de una caja, que abandonó en la cinta del mall Lidl en Pò Bandino antes de pedir ayuda.

Los investigadores —coordinados por la fiscal adjunta, Manuela Comodi— han recogido una “masa de pistas” en su contra, corroboradas por una serie de versiones “confusas y contradictorias” de los hechos.

PUEDES VER: Eutanasia en Italia: más de un millón de personas piden un referéndum sobre la muerte digna

En las etapas iniciales de la investigación surgió una disputa con el padre por la custodia del pequeño: “Ella secuestró a mi Alex el día que debería haberme entregado”, dijo el padre, citado por Corriere dell’Umbria y La Nazione. “Luego, confesó haberlo matado en un mensaje a un amigo. Cuando la Policía me llamó, ya era demasiado tarde“.

También se están llevando a cabo investigaciones sobre una foto enviada a la expareja de Katalin Erzsebet Bradacs, donde se evidencia el cuerpo ensangrentado del niño; y ese supuesto mensaje de voz recibido por otro contacto donde la mujer confiesa el infanticidio.

Durante el interrogatorio, la detenida se acogió al derecho al silencio. Su abogado mencionó que se hallaba “muy confundida y conmocionada”, a pesar de que “reitera que no es la autora del asesinato”, aun cuando el juez indica lo contrario.

La defensa está tratando de comunicarse con su familia en el extranjero; sin embargo, Katalin no recuerda los números de teléfono. Por el momento se desconoce si pasará por un examen psiquiátrico.

La noticia ha hecho eco en Hungría, el país de los protagonistas de la tragedia. TV, periódicos impresos y en línea, blogs han recogido la trayectoria de la mujer en la industria para adultos y que ahora se encuentra en la prisión de Capanne.