TEMBLOR EN PUNO - Últimas noticias del sismo de 6.9 de magnitud que también se sintió en Arequipa y Tacna

España apuesta por “dejar que las instituciones hagan su trabajo” en Perú

“Estamos siguiendo con atención el recuento”, aseguró la ministra de Asuntos Exteriores de España. Planean trabajar con quien gane, “lo que nos importa a largo plazo (es) la relación con Perú”.

"España felicitará al ganador o la ganadora" en Perú, enfatizó Arancha González Laya entrevistada en una emisora local. Foto: Europa Press
"España felicitará al ganador o la ganadora" en Perú, enfatizó Arancha González Laya entrevistada en una emisora local. Foto: Europa Press
Agencia  Europa Press

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha apostado por dejar que las instituciones en Perú “hagan su trabajo” y determinen quién ha sido el vencedor de las recientes elecciones, asegurando que España trabajará “con ahínco” sea quien sea el ganador.

Los últimos resultados oficiales de la segunda vuelta de las presidenciales del pasado 6 de junio, con la totalidad de las actas escrutadas y el 99,93 contabilizadas, sitúan al izquierdista Pedro Castillo con el 50,14%, mientras que la conservadora Keiko Fujimori habría obtenido el 49,86%, lo que se traduciría en unos 49.500 votos de diferencia.

“Estamos siguiendo con atención el recuento”, ha comentado González Laya en una entrevista en la cadena SER recogida por Europa Press, defendiendo que hay que “dejar que las instituciones hagan su trabajo”, algo que están haciendo “con premura y diligencia”.

Es necesario “esperar a que termine el conteo de los votos y a que se resuelvan una serie de cuestiones que se han puesto sobre la mesa”, ha añadido, en referencia a las más de 700 peticiones de nulidad, que cuestionan la validez de unos 200.000 votos, presentadas por el partido de Fujimori.

En último término son las instituciones peruanas las que tendrán que “declarar un vencedor” y solo entonces, ha recalcado, “España felicitará al ganador o la ganadora”, aunque ha admitido que por ahora parece que será Castillo quien se imponga. Pero la clave, ha insistido la ministra, es que “sea un resultado legítimo y la legitimidad también depende de que las instituciones puedan hacer su trabajo”.

Así las cosas, ha asegurado que el Gobierno español trabajará “con quien el ciudadano peruano haya elegido como su próximo presidente” y lo hará “con el mismo ahínco si es de izquierda como de derecha porque lo que nos importa a largo plazo la relación con Perú”.