Pedro Castillo - Últimas noticias relacionadas al presidente de la República

Una plaga de ratones, la peor de la historia, horroriza a Australia

Los ratones se reprodujeron masivamente hasta generar una invasión tras el fin de la sequía. Además, hubo pronta recuperación de las granjas.

“El único ratón bueno es un ratón muerto”, declaró el viceprimer ministro australiano. Foto: captura de ITV News
“El único ratón bueno es un ratón muerto”, declaró el viceprimer ministro australiano. Foto: captura de ITV News
Mundo LR

Una plaga de ratones se ha extendido en las últimas semanas en Australia y ha ocasionado graves daños a los cultivos. Según los expertos, se trata de un fenómeno de dimensiones apocalípticas, el peor que han enfrentado la región en muchos años tras una larga sequía que ya tenía golpeada la economía local.

Los ratones comenzaron a reproducirse masivamente hasta generar una invasión debido a que la sequía se terminó. Además, hubo una pronta recuperación de las granjas, recogió la BBC.

Los agricultores han solicitado al Gobierno que actúe de inmediato. A principios de mayo se anunció un paquete de 50 millones de dólares para combatir el flagelo de los ratones, pero el escenario es incierto.

Xavier Martin, vicepresidente de la Asociación de Agricultores de Nueva Gales del Sur, dijo a ITV News que los animales se están “metiendo en todo”.

“Están corriendo por todas partes. Son animales bastante repugnantes y, por supuesto, se han apoderado de muchas de nuestras casas, nuestros cobertizos, nuestros vehículos, nuestros tractores, hemos tenido maquinaria quemada”, añadió.

Lazy loaded component

Los especialistas coincidieron en que la plaga podría dirigirse a Sídney, la ciudad más grande y poblada de Australia. Michael McCormack, viceprimer ministro australiano, indicó que el Gobierno buscará declarar la “guerra” a los roedores. “El único ratón bueno es un ratón muerto”, declaró a CNN.

Durante meses, han devastado campos e infestado hogares en el este de Australia, desde la frontera de Victoria en el sur hasta el estado norteño de Queensland, y produjeron millones de dólares en daños a cultivos y maquinaria.

La Agencia Nacional de Ciencia de Australia (CSIRO) consideró proporciones de “plaga” por lo menos de 800 a 1.000 ratones por hectárea. Sin embargo, intentar contar la cantidad que asola en este momento “sería como intentar contar las estrellas en el cielo”, dijo Steve Henry, investigador de Csiro, calificado como el mejor experto de Australia en plagas de ratones.

Un par de estos animales puede producir 500 crías más cada temporada, según el Csiro, y las hembras dan a luz una nueva camada cada tres semanas. Todas estas crías necesitan comida.

La emergencia afecta el sueño de la gente y causa crisis nerviosas, ya que los roedores invaden las casas. Se comen la comida de los estantes de la cocina, además de que hay excremento por todas partes.

Se espera que, con la llegada del invierno austral y el aumento de depredadores, eventualmente se reduzca la plaga. Sin embargo, no hay garantías porque son hábiles para hacer madrigueras resistentes al interior de potreros, graneros u otras estructuras de las granjas, zanjó la BBC.